El pintor catalán Josep Guinovart fallece a los 80 años

  • La pintura española pierde a uno de sus referentes de las últimas décadas

Josep Guinovart, uno de los más destacados pintores españoles de posguerra, falleció ayer en Barcelona a los 80 años, según informaron fuentes cercanas a la familia.

Guinovart murió de madrugada al no haber superado el infarto que había padecido recientemente y que le mantenía hospitalizado.

Su última aparición pública se produjo el pasado día 3 de diciembre en el Museo de Historia de Cataluña, donde inauguró una exposición de sus carteles de compromiso social y político.

Nacido en Barcelona el 20 de marzo de 1927, Guinovart ingresó en la Escuela de Maestros Pintores en 1941 y se inició en el trabajo como pintor de paredes.

Posteriormente estudió en la Escuela de Artes y Oficios de la calle Aribau y en la Lonja en Barcelona en 1944.

Tras obtener en 1946 una beca de Fomento de las Artes Decorativas para asistir a un curso de dibujo al natural, en 1952 volvió a beneficiarse de una beca, en este caso del Estado francés, para estudiar en París.

Su paso por París, aún foro de atracción de artistas españoles de la posguerra como Tàpies, Chillida o Palazuelo, marcó definitivamente a Guinovart, que desde entonces se dedicó completamente a la pintura.

En estos años ilustró los libros Homenaje a Federico García Lorca y Cantos Espirituales Negros.

En 1955 Guinovart fundó el grupo Taüll con Aleu, el también recientemente fallecido Modest Cuixart y Antoni Tàpies, entre otros.

En los años 80 le llegaron los reconocimientos internacionales después de que, en 1982, presentara en Nueva York un mural de 36 metros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios