Las obras para el futuro Teatro de la Magdalena comenzarán en 2008

  • El Ayuntamiento destinará el próximo año 900.000 euros al proyecto después de llegar a un acuerdo con los promotores del Teatro del Mercado, que aceptan la propuesta de este nuevo emplazamiento para su coliseo

Comentarios 2

El Ayuntamiento tiene previsto comenzar en el segundo semestre de 2008 las obras de remodelación del antiguo cine de la Magdalena para convertirlo en teatro, un proyecto que supondrá una partida inicial de 900.000 euros y que ya está contemplada en los presupuestos del año que viene. El presidente de la Gerencia de Urbanismo, Andrés Ocaña, tuvo una reunión ayer con el responsable del proyecto Teatro del Mercado (cuyo objetivo era en principio rehabilitar el Mercado del Alcázar para su uso escénico, propuesta que finalmente no prosperó), José Delgado-Llergo, quien explicó tras el encuentro (su equipo ha presentado un documento con el proyecto arquitectónico del antiguo cine para su conversión) que desde el Ayuntamiento se ha visto con buenos ojos su proposición, "que incluye los planos", y que considera que se puede adecuar a las características del edificio, que dejó de funcionar a comienzos de los años 90.

"Ocaña lo ha visto viable", indicó Delgado-Llergo, que resaltó que se trata de un proyecto basado en la funcionalidad. La idea es incorporar toda la superficie del inmueble (que actualmente ocupa casi 1.500 metros cuadrados) en un nuevo complejo de tres plantas que incorpora terraza, cafetería-restaurante, patio de butacas y recibidor.

El hall, de unos 100 metros cuadrados, está concebido no sólo como un espacio de acceso y salida al inmueble, sino como lugar útil en el que también se pueden instalar exposiciones temporales o celebrar presentaciones de libros, así como ruedas de prensa.

En la planta primera se encontrarán el escenario y el patio de butacas, con capacidad para entre 300 y 350 personas, mientras que la segunda planta albergará los espacios administrativos del edificio. Sin embargo, no habrá oficinas, ya que éstas continuarán en el actual local de ensayo del colectivo.

Como gran apuesta, en este futuro teatro se habilitará una tercera planta para una terraza, en la que se instalará una pared para proyecciones, con la posibilidad de que se convierta a largo plazo en un cine de verano, y también contará con una cafetería y un restaurante. Además, la terraza acogerá espectáculos de pequeño formato.

"El proyecto se basa en una nueva filosofía del edificio", explicó Delgado-Llergo, que incidió en que hay que "incorporarlo a la vida publica de Córdoba", abrirlo a la ciudad con un bar disponible a cualquier hora del día, con constantes puestas en escena, con conferencias, coloquios y exposiciones.

En el recibidor también puede haber alguna exposición. Ésta es la primera superficie (de unos 100 metros cuadrados) que el usuario se encontraría al adentrarse en el edificio. Al fondo estará la entrada a la sala del teatro, de unos 30 metros de largo por 10 de fondo. Más allá se accedería a los camerinos y a la zona de carga y descarga.

La segunda planta es la superficie de encima del hall, que abarcaría a su vez sala de exposiciones, sala de juntas y servicios. Por último, en el tercer nivel estaría la terraza y la zona de ocio.

"Queremos que el escenario esté funcionando el 90 por ciento del tiempo y que haya un espectáculo diario, a excepción de los días de descanso", señaló Delgado-Llergo, que se mostró satisfecho del proyecto, pues creen "que va a sorprender, porque rompemos con la arquitectura actual sin desentonar en la plaza". "No contaremos con ladrillos, sino con vidrieras, para que sea muy luminoso", adelantó el también actor, que aseguró que el edificio pretende ser "una referencia estética".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios