aquel trovar. Grupo de música

"En la música antigua queda mucho por descubrir"

  • Tres integrantes del desaparecido Cinco Siglos ponen en marcha un nuevo proyecto que presentarán en concierto el próximo martes en Córdoba

Los miembros de Aquel Trovar, con Delia Agúndez. Los miembros de Aquel Trovar, con Delia Agúndez.

Los miembros de Aquel Trovar, con Delia Agúndez. / rafael herrera

Comentarios 0

Adiós y gracias, Cinco Siglos; bienvenido, Aquel Trovar. Antonio Torralba, José Ignacio Fernández y Daniel Sáez Conde, tres miembros del grupo cordobés de música antigua que el pasado noviembre anunció el cese de su actividad después de un cuarto de siglo, crean una nueva formación dedicada al estudio y la difusión de los repertorios medievales, renacentistas y barrocos, con la participación en la parte vocal de la soprano cacereña Delia Agúndez. La presentación, con el concierto Canciones de la vieja Europa, será el próximo martes (20:30) en la Fundación Bodegas Campos. Intervendrá el actor Raúl Ávila.

-¿Con qué objetivos nace este proyecto?

-J. I. F: El fundamental es recuperar el repertorio de música antigua española y europea, fundamentalmente renacentista y medieval, intentando ser veraces en las conclusiones y versiones que realicemos.

-A. T: Sí, hay un propósito de ver muchas músicas de cada repertorio para intentar sacar conclusiones interpretativas que se basen en un estudio exhaustivo de las fuentes. Tras la desaparición de Cinco Siglos, nos planteamos que queríamos seguir haciendo música juntos y profundizando en los aspectos que la nueva formación nos brindaba.

-D. S. C: Queremos volcarnos mucho en la difusión, en la realización de conciertos y grabaciones. Para ello, y sobre todo habida cuenta de que somos una formación pequeña, estamos realizando un trabajo muy concienzudo con la técnica interpretativa de conjunto, dedicando mucho tiempo al ensayo de este aspecto. Creo que se trata de algo muy ilusionante.

-¿De qué manera este grupo continúa la labor de Cinco Siglos? ¿Los criterios artísticos son los mismos?

-J. I. F: Si bien Aquel Trovar es un grupo de música antigua como lo fue Cinco Siglos, y los tres músicos de instrumento y la cantante hemos formado parte de Cinco Siglos, queremos, de manera natural, marcar diferencias para no ser una continuación, sino algo distinto, ya que lo que hizo Cinco Siglos es muy interesante. Es inevitable que haya similitudes y diferencias. Estamos potenciando el trabajo desde la investigación, partiendo de las fuentes originales y dedicando mucho tiempo a revisar todo lo que ya se ha hecho por musicólogos y músicos. El repertorio de música antigua, tanto española como europea, es muy extenso y queda mucho por descubrir. Hay muchas piezas que no se han grabado nunca y es una pena que queden en el olvido. Por otro lado, vamos a seguir investigando en la reconstrucción de instrumentos antiguos para la interpretación de esta música. Sabemos, por los vestigios que nos han llegado, que durante el medievo y el Renacimiento se utilizaron multitud de instrumentos que han quedado en desuso y vamos a redoblar nuestro trabajo para su recuperación.

-A. T: Es lógico que haya aspectos de continuidad. Está además el hecho de que, junto a Miguel Hidalgo, yo fui fundador de aquella formación y he realizado en ella, además de la labor interpretativa, muchas tareas de selección de repertorios, coordinación de proyectos, etc. Entonces, es inevitable el aire de familia.

-D. S. C: Tenemos, sin embargo, el empeño de no hacer versiones de piezas ya interpretadas por Cinco Siglos, así como de abrir más el corpus de piezas estudiadas. Ser un grupo más pequeño nos permite trabajar más coordinada e intensamente.

-¿Qué proyectos tienen para los próximos meses? ¿Alguno de naturaleza discográfica?

-A. T: Tenemos muchos proyectos. El próximo martes haremos una presentación del grupo en Córdoba en la que nos acompañará el actor Raúl Ávila con una dramatización que pondrá en contexto el pequeño ramillete de canciones europeas que haremos para la ocasión. El mes que viene haremos música medieval religiosa en el Festival de Música Sacra de Ronda. En abril participaremos en el ciclo de música antigua que organiza el Ayuntamiento y que este año gira de alguna manera en torno a la idea de Europa. También en primavera haremos un recital de canciones religiosas en tiempos de Cisneros y en verano probablemente participemos en los ciclos musicales por el Año Jubilar Lebaniego.

-D. S. C: También este verano grabaremos nuestro primer disco: Canciones de la vieja Europa. Interpretamos música española conjuntamente con piezas renacentistas de muchos otros países.

-J. I. F: Como proyectos de reconstrucción de instrumentos, en estos momentos estoy terminando una guitarra renacentista y en breve comenzaré una copia de una curiosa viola de gamba primitiva.

-¿A qué se ha debido la desaparición de Cinco Siglos?

-J. I. F: Después de más de veinticinco años trabajando juntos, cada uno de los miembros que formábamos Cinco Siglos hemos ido adquiriendo nuestra propia personalidad e intereses musicales. Esto ha motivado que en los últimos tiempos nos costase cada vez más ir todos por un camino común. Hemos realizado trabajos que consideramos de mucha calidad, como el último discográfico, pero con mucho esfuerzo personal de cada uno. Es difícil encontrar ese camino común en un grupo numeroso y pienso que es lo que ha propiciado su desaparición.

-¿Qué balance hacen del trabajo realizado con Cinco Siglos?

-A. T: Hago un balance muy positivo, tanto en lo humano como en lo musical.

-D. S. C: Para mí supuso mi bautizo en la música antigua. Desde que entré en Cinco Siglos fui una esponja y me puse a absorber todo lo que podía y, al mismo tiempo, a aportar mi granito de arena y mi personalidad. Creo que el excelente trabajo de investigación e interpretación realizado por el ya extinto grupo queda patente en la multitud de críticas positivas recibidas y en su extensa discografía.

-J. I. F: Los más de veinticinco años han dado para producir un trabajo del que nos sentimos orgullosos. Hemos sido capaces de poner en pie repertorios de gran interés histórico y musical. Y una docena de grabaciones discográficas que forman ya parte de la historia actual de la música antigua española. Para nosotros será obligatoriamente un referente por ser parte de nuestra vida.

-¿Cómo va a ser el concierto del próximo martes? ¿Cómo ha sido la labor de rescate de estas piezas?

-A. T: Se basa en una pequeña muestra del que a día de hoy es nuestro más importante proyecto: Canciones de la vieja Europa. Nos mueve el deseo de mostrar la música española del Renacimiento en su contexto europeo. El Renacimiento fue un estilo realmente internacional; y un villancico o un romance españoles no son tan esencialmente distintos a una frottola italiana, un ayre inglés, una chanson francesa o un lied polifónico alemán. Poner juntas estas canciones en diversas lenguas nos hace verlas de una manera nueva. Junto a un fresco estilo homofónico, algunas piezas muestran un uso del contrapunto lleno de delicadeza y matices expresivos. La omnipresente temática amorosa, en todos los grados que van desde el dolor a la picaresca desenfadada, se alterna con la meditación filosófica, la contemplación, el elogio del vino y los placeres, el planto o la exaltación ante la hermosura de la naturaleza al llegar la primavera. Algunas piezas recogen el latir de la vida cotidiana: el canto de los pájaros, el bullir de los mercados urbanos, la alegría de vivir. Igualmente se incluyen piezas instrumentales diversas y danzas.

-J. I. F: Todo aparecerá enmarcado en el contexto de un músico viejo que, a finales del siglo XVI, recuerda sus viajes por el mundo. Es el papel, el hilo conductor, de Raúl Ávila.

-D. S. C: La variedad de lo que interpretaremos será grande: desde una nana polaca estremecedora hasta una divertida canción alemana picaresca, pasando por un romance fronterizo español y una exquisita canción francesa, entre otras. Nos gustaría sentirnos rodeados de muchos amigos.

-¿Cómo ven el panorama de la música antigua en España?

-J. I. F: Vive uno de sus mejores momentos. A pesar de la crisis, se siguen programando cosas y hay un buen número de solistas y grupos de gran nivel. También ha habido un avance impresionante en la enseñanza y en otros aspectos relacionados con el mundo de la música antigua como la construcción de instrumentos.

-D. S. C: Es curioso que en nuestra ciudad no haya demasiada actividad en el campo de la interpretación de música histórica. No obstante, en Andalucía sí que hay un buen número de intérpretes y gran variedad de acercamientos.

-A. T: La situación actual está llena de aspectos positivos y muy pocos negativos. Entre los primeros, el hecho de que muchos artistas españoles están teniendo interesantes carreras internacionales. También, como decía Dani, la gran variedad de acercamientos que no excluyen lo experimental o numerosos juegos entre el pasado y el presente, aspecto que, aunque a nosotros nos interesa menos, no deja de aportar riqueza. Por señalar algo negativo, o como se dice ahora, alguna debilidad, destacaré la todavía precaria edición española y la escasez de grupos fijos y estables que desarrollen estilos propios. Hay quizás demasiada presencia de los mismos músicos en distintas formaciones, lo que podría ser una amenaza para el desarrollo de estilos interpretativos específicos.

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios