Un montaje de La Yerbabuena reabre el Teatro Alhambra de Granada

El Teatro Alhambra de Granada, que anoche reabrió sus puertas tras una remodelación que comenzó en 2005, acogerá durante la temporada 2007-08 un total de 57 espectáculos, de los que 16 son producciones andaluzas, aunque esta cifra aumentará notablemente con las obras programadas en varios ciclos.

De los espectáculos andaluces, la consejera de Cultura, Rosa Torres, destacó la producción del Centro Andaluz de Teatro In nomine Dei, de José Saramago y dirigida por José Carlos Plaza.

En lo que se refiere a las compañías nacionales, subrayó el espectáculo 2666 de Roberto Bolaño, producido por el Teatre Lliure bajo la dirección de Alex Rigola. Entre las compañías internacionales sobresale la belga Última vez, de danza contemporánea, con su coreógrafo Wim Vandekeybus, que con Spiegel celebran el 20 aniversario de la formación.

Pero la satisfacción de inaugurar el remodelado escenario correspondió anoche a la compañía de Eva La Yerbabuena, quien ha adaptado la poesía de Miguel Hernández, Vicente Aleixandre, Federico García Lorca y Blas de Otero al baile flamenco en un espectáculo definido por la fortaleza, perfección, inspiración y compromiso.

Torres explicó que el Teatro Alhambra, que se ubica en el histórico barrio del Realejo, ocupa la infraestructura de lo que fue el Alhambra Cinema y, desde 1997, pasó a depender de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía.

La inversión de 1,3 millones de euros ha permitido que la sala cuente con un aforo de 318 localidades distribuidas en gradas y palcos, con visión completa hacia el escenario, uno de los más grandes de la ciudad.

Las reformas han incluido el cambio de todas las butacas, telones, palcos y camerinos, además de adaptar el espacio a las personas minusválidas y ofrecer servicios al público y vestíbulos en el teatro.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios