Un magistral acompañamiento

  • La Orquesta de Córdoba inauguró ayer la cita junto al guitarrista Cañizares

La 28ª edición del Festival de la Guitarra se inauguró anoche con un concierto de la Orquesta de Córdoba, que estuvo acompañada por la guitarra del músico barcelonés Juan Manuel Cañizares y bajo la dirección de Mauricio Sotelo. Esta actuación responde al interés de la organización de ofrecer espectáculos de diversos estilos musicales para abrir esta cita. En la primera parte del concierto interpretaron la composición para guitarra y orquesta Como llora el viento... del mismo Sotelo y con una duración de 30 minutos aproximadamente.

Al comenzar, silencio absoluto y el soplo del viento, protagonista de la obra, abrió el concierto. Bajo las órdenes de la batuta del compositor y director madrileño, los músicos deleitaron al público, que no llenó el coliseo. Cañizares, a la izquierda del director y con dos guitarras, acaparó la atención de los asistentes, que esperaban ansiosos escuchar su magistral toque.

Al principio la guitarra sonó levemente, hasta que llegó su hora. Todos escuchando al músico catalán marcando el compás con su pie, y los ojos fijos sobre él, sobre sus manos, sobre su instrumento. La segunda parte del concierto hizo de la guitarra la protagonista principal del espectáculo. Cañizares, ya sin la Orquesta y con el acompañamiento de Juan Carlos Gómez como segunda guitarra y Rafa Villalba con la percusión, interpretó Iberia Flamenco, compuesta por ocho partes entre las que destacaron tres suites (Evocación, El Puerto y El Albaicín) y las alegrías Tacita de Plata y Lluvia de Cometas (rumbas), que clausuró esta obra.

Ésta no es la única actuación que la Orquesta de Córdoba hará en el Festival. El sábado 12 actuará con el guitarrista japonés Shin-Ichi Fukuda y bajo la dirección de Leo Brouwer.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios