Un hilo de versos hasta Damasco

  • La Casa Árabe acoge hasta el 6 de octubre una exposición sobre el Festival de Poesía Árabe celebrado en Córdoba en 1963 para conmemorar el noveno centenario de Ibn Hazm

Los poetas del mundo ya habían llegado a Córdoba mucho antes de que Cosmopoética los invitara. En mayo de 1963, con motivo del noveno centenario de la muerte del poeta árabe Ibn Hazm, se celebró en la ciudad el Festival de la Poesía Árabe, que congregó a figuras como Salma Haffar al-Kuzbari y Nizzar Qabbani para intercambiar sus versos con poetas del grupo Cántico como Pablo García Baena, Ricardo Molina o Mario López. Ahora, cuando se cumplen 50 años de su celebración, Cosmopoética recoge el testigo del evento, echa la vista hacia atrás y recuerda, a través de una exposición en la Casa Árabe, aquella semana de mayo en la que Córdoba se convirtió en la capital mundial de la poesía árabe.

Hasta el 6 de octubre podrán leerse en la Casa Árabe los paneles expositivos que cuentan cómo en el año 63, por iniciativa del Ayuntamiento, gobernado entonces por el alcalde Antonio Guzmán Reina, tuvo lugar en Córdoba un acontecimiento cultural que rescató la conexión de la ciudad con el imaginario social y literario de los países árabes. Según el director de la Casa Árabe, Eduardo López Busquets, esta fiesta de la poesía que se celebró en plena dictadura franquista -"un contexto internacional en el que España estaba mucho más aislada que en la actualidad"- fue sin embargo capaz de establecer conexiones con países como Egipto o Marruecos, haciendo que sus contemporáneos entendieran la ciudad de sus antepasados como un elemento importante dentro de su propia historia. Así, la misma Córdoba que un día contempló los duelos poéticos entre Ibn Zaydun y la princesa Wallada se convirtió, nueve siglos más tarde, en el escenario para las apuestas líricas de los nuevos nombres de la literatura árabe.

La exposición, comisariada por la historiadora Virginia Luque, alberga en sus vitrinas publicaciones de los poetas homenajeados en el festival del 63 -la mayoría cedidas por bibliotecas y archivos municipales-, fotografías, documentos y materiales audiovisuales de la cita, la mayoría inéditos hasta ahora. Durante la exposición se proyecta, además, un nodo sobre la celebración de un evento que también dejó una huella física en la ciudad: el monumento al poeta Ibn Hazm, autor de El collar de la paloma, levantado en la Puerta de Sevilla para conmemorar el noveno centenario de su fallecimiento.

El teniente de alcalde de Cultura, Juan Miguel Moreno Calderón, resaltó ayer durante la inauguración de la muestra que la situación complicada que vivía España en los años 60 no supuso un impedimento para el desarrollo cultural de la ciudad. De hecho, el Festival de Poesía Árabe es considerado uno de los primeros acontecimientos culturales de relevancia a nivel internacional. Un ejemplo a seguir, ya que "pese a las complicaciones", aseguró, "deberíamos salvaguardar la cultura" aun en los tiempos más difíciles.

"Ahora en Andalucía podré inspirarme sobre la tierra en la que sonaron los versos árabes hace mil años", escribió el sirio Nizzar Qabbani en el 63. "Con lo cual el hilo de seda que unía a Damasco y Córdoba vuelve a unirse". Pronto la poesía árabe volverá a pisar suelo cordobés con los poetas del mundo de la décima edición de Cosmopoética. En esta ocasión, el hilo del que habló Qabbani no llegará desde Siria sino desde Egipto y Marruecos, de la mano de Iman Mersal y Aicha Bassry.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios