El futuro está en África

Comentarios 0

Saludos, besos y caras de satisfacción. Todo el mundo quería anoche abrazar a Gerardo Olivares en una cita muy emocionante: el preestreno de su segunda película, 14 kilómetros, ganadora de la última Espiga de Oro de la Semana Internacional de Cine de Valladolid. En los multicines Guadalquivir, el director se hizo de rogar, aunque su entrada no pudo ser más triunfal, acompañado por los tres jóvenes protagonistas de su filme -Adoum Moussa, Illiassou Mahamadou Alzouma y Aminata Kanta-, llegados directamente desde Níger y Mali y engalanados con ropas típicamente africanas. Ellos son los encargados de poner cara en el filme a los miles de subsaharianos que cada año recorren un inhóspito y difícil camino para llegar a Europa.

El equipo de rodaje (llegado desde Madrid), amigos y su familia, encabezada por su padre, le esperaban con cierto nerviosismo. El reputado arquitecto Gerardo Olivares -ahora más conocido como padre de Gerardo Olivares- recordó la infancia y juventud de su hijo, "un estudiante desastre", reconoció, "pero encantado haciendo reportajes y espediciones, lo único que a él le gustaba".

El director arropó en todo momento a sus actores (no profesionales), que decidieron vivir una experiencia totalmente nueva -la de actuar- y, gracias a ella, han tenido la posibilidad de viajar a España y, en el caso de los dos chicos, salir del norte de Níger "donde en la actualidad se está viviendo una situación muy complicada debido a una rebelión tuareg, por lo que este viaje les ha supuesto salir de ese infierno por unos días", remarcó Olivares, que a su entrada en la sala de proyecciones recibió un calurosísimo aplauso.

El cineasta, que recordó con mucha emoción las peripecias vividas antes y durante el rodaje, fue presentando uno a uno a los protagonistas y a su fiel amigo Akly, un tuareg al que definió como "mi segundo padre". Además de actuar en la película como jefe tuareg (lo que realmente es), ayudó a la organización de la infraestructura del filme en el desierto. Akly (el primer piloto de su tribu) tuvo la oportunidad de hablar con los medios y narrar su experiencia de rodaje con el equipo español, "un auténtico placer porque nos han dado un apoyo muy caluroso, tienen algo africano". En referencia al argumento de la película, la huida de tres chicos hacia Europa, mostró su deseo de que se produzca un cambio porque "el futuro está en África y allí hay que buscarlo".

El productor de 14 kilómetros, José María Morales, aseguró que era "muy especial" estar en Córdoba y recibir una acogida tan cálida, y comentó que los actores habían sentido "mucha proximidad de la ciudad con el mundo africano". Ahora todo el equipo espera que su en su estreno en toda España, la próxima semana, sea igualmente bien recibida.

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios