Una fiesta para honrar a Santa Lucía

  • La ONCE celebró ayer el día de su patrona y el 69 aniversario de la entidad con una comida en el Oasisl crecimiento Esta organización sin ánimo de lucro ha creado 110.000 puestos de trabajo para personas discapacitadas en toda España desde su fundación, en 1938.

La Organización Nacional de Ciegos (ONCE) celebró ayer su 69 fiesta de cumpleaños por todo lo alto. Un aniversario que coincidió con el día de Santa Lucía, patrona de los invidentes. El día festivo comenzó a media mañana con una misa en la iglesia de Santa Teresa -en la calle Previsión- y finalizó con una comida en el Hotel Oasis. Tras el almuerzo, al que acudió el subdelegado del Gobierno, Jesús María Ruiz, se sortearon más de un centenar de regalos, entre los que destacaron un viaje a París, una televisión de plasma de 42 pulgadas, varias cadenas de música o diferentes estancias en ciudades de sol y playa.

Como ya es tradicional, más de 500 personas -entre afiliados, trabajadores y pensionistas- se reunieron un 12 de diciembre más para celebrar el día de Santa Lucía y recordar sus vivencias en la ONCE. El director provincial de esta entidad sin ánimo de lucro, Fernando Rico, recordó los difíciles comienzos de la organización -nació a finales de 1938- y recordó que es de las pocas instituciones que ha recorrido casi todo el siglo XX y ha comenzado con fuerza el XXI. "Durante la posguerra se vivieron momentos delicados, pero hemos logrado superar los diferentes avatares para convertirnos en una institución sana y con unos objetivos muy marcados", dijo. Entre los grandes logros cosechados en las cerca de siete décadas de vida, se encuentra la creación de 110.000 puestos de trabajo para personas con discapacidad en toda España, de los cuales más de medio millar están en Córdoba.

Un buen ejemplo del amplio patrimonio humano que tiene la ONCE fue la multitudinaria comida de ayer, en la que se dieron cita desde jóvenes menores de 30 años recién vinculados a la organización, hasta personas de avanzada edad que han pasado toda su vida consagradas a la misma. Juan, por ejemplo, es el quinto año consecutivo que acude a la cita, y lo que más le entusiasma es reencontrarse con "viejos amigos a los que no veo en un año". Igual le ocurre a María Ángeles, para la que la comida de la ONCE es el "mejor" pistoletazo de salida a las muchos encuentros familiares que tienen lugar en estas fechas.

Pero el día de ayer fue también una jornada de reivindicaciones, y el director de la entidad aprovechó el aniversario de la corporación para pedir al Gobierno -que es quien tutela la organización y la somete a continuas auditorías- que amplíe el porcentaje de premios asignado a cada producto para ser más competitivos en el amplio sector de los juegos de azar, "aunque nos pongan un techo de venta".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios