Cine

Los estadounidenses se refugian en la comedia

  • La recesión impulsa a las comedias, un género que triunfa en época de crisis, cuando la audiencia busca en la gran pantalla la sonrisa que les niega la rutina.

En lo que va de año, un 20% de los ingresos acumulados por las 50 películas más taquilleras en EEUU ha correspondido a filmes con sentido del humor protagonizados por estrellas como Steve Carell, Ben Stiller, Adam Sandler o el cada vez más popular Seth Rogen, una tendencia al alza refrendada por títulos como Four Christmas (Como en casa en ningún sitio), que ha liderado la taquilla estadounidense durante los dos últimos fines de semana, o Beverly Hills Chihuahua, que hizo lo propio durante los primeros 15 días de octubre.

El estreno de Bedtime Stories esta semana, y la esperada película de Jim Carrey, que regresa el 19 de diciembre con su genuino estilo cómico en Di que sí, volverán a llevar a miles de espectadores al cine para olvidarse de sus problemas. A estos títulos se sumará Nothing Like the Holidays antes del cambio de año y en enero Bride Wars (Guerra de novias), con la nominada a un Globo de Oro Anne Hathaway.

"De eso va la comedia. Siempre funciona, pero especialmente en momentos como éstos... ¿qué mas quieres hacer? Se necesita algo positivo", dijo Carrey en la presentación de su filme en Los Ángeles. "La gente piensa: voy a ir, voy a gastar mi dinero y voy a salir con una sonrisa en la cara y decir 'sí' a la vida tal y como es", comentó el actor. Un argumento defendido por su compañera de reparto, la joven Zooey Deschanel, que señaló que las mejores cintas del género salieron "en la época de la Gran Depresión (tras la crisis de 1929)", un tiempo en el que se produjo el florecimiento de la industria de Hollywood de la mano, entre otros, de ilustres comediantes como Stan Laurel y Oliver Hardy (El gordo y el flaco) o los Hermanos Marx.

Hoy en día, el divertimento que proporcionaron clásicos como Una noche en la ópera (1933) ha sido sustituido por películas como Superagente 86 o Tropic Thunder, que si bien no conquistarán el corazón de los puristas del cine, sí que han arrasado en términos de popularidad. Esas dos producciones, junto con Step Brothers (Hermanos por pelotas) y Zohan, han superado los 100 millones de dólares en venta de entradas desde que aparecieron en cartelera hace unos meses.

En 2008, 15 comedias se han colado ya entre el medio centenar de películas más vistas del año en EEUU, por las 10 que entraron en esa clasificación en 2007.

La taquilla en general parece estar sufriendo poco los efectos de la crisis económica y va camino de superar los 9.600 millones de dólares recaudados el año anterior gracias, en gran parte a cintas como El caballero oscuro, Indiana Jones y el templo de la calavera de cristal o Iron Man. Las tres suman ya más de 1.100 millones de dólares en venta de entradas en el mercado norteamericano.

Desde el pasado mes de septiembre, en plena vorágine de planes de rescate para instituciones financieras, los ingresos de los cines no han dejado de subir y siempre una comedia se situó entre los cinco largometrajes más vistos. Los últimos diez fines de semana mejoraron los resultados de las taquillas cosechadas durante el mismo período de 2007, año en el que se obtuvo la mayor recaudación de la historia en EEUU.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios