El espectáculo del circo en El Arenal

  • El recinto ferial acoge hasta el próximo 6 de enero la carpa de los Hermanos Quirós, en la que 30 personas permanecen en pista durante más de dos horas ofreciendo risas, malabares y juegosl ocio El circo de los Hermanos Quirós ha sabido conjugar los elementos del circo antiguo con los espectáculos y coreografías más modernos.

A sus 91 años, Vicente Quirós sigue saliendo cada día a la pista del circo para hacer pasar un buen rato al público con sus perros amaestrados, a quienes incluso les ha enseñado a bailar sevillanas. A pesar de su edad, Quirós es el encargado de abrir el espectáculo del circo del mismo nombre que permanecerá en el recinto ferial de El Arenal hasta el próximo 6 de enero. El circo de los Hermanos Quirós montó su carpa hace una semana para hacer más agradable la Navidad a todos los que se acerquen hasta ella.

Cada día, una treintena de artistas pasan por la pista de El Arenal, que tiene capacidad para 750 personas. Malabares, números de altura, perros, telas áreas, contorsionistas, cocodrilos y serpientes, osos siberianos, alambristas... El espectáculo es muy variado y en él no cabe el aburrimiento, sólo la diversión en cada función, una los días laborales, dos los sábados y festivos y tres los domingos.

Mati Muñoz es una de las 50 personas que componen la familia Quirós y asegura que la vida del circo "es muy dura, pero tiene su encanto si has nacido en él porque lo llevas en la sangre y, además, no ves otra cosa fuera de él". Reconoce, como cualquier otro artista, que "lo que te ayuda a seguir es la respuesta del público y sus aplausos" y subraya que "la mayor recompensa es la sonrisa de los niños".

Aunque la mayor parte de los integrantes del show son españoles, el circo de los Hermanos Quirós también cuenta con artistas internacionales, como la coreógrafa de la Radio Televisión Pública Italiana (RAI), Carmen Cristiani, quien se encarga de dirigir un espectáculo de saltos mortales en el que participan hasta 17 personas. Dada la calidad de sus artistas, Muñoz destaca que los hermanos Quirós ganaron en 2002 el Premio Nacional del Circo, un galardón que concede cada año el Ministerio de Cultura, y también el Clown de Oro en Montecarlo.

La quinta generación de los Quirós componen este espectáculo, que ha pasado de padres a hijos y que, además, ha sabido conjugar "el auténtico circo de siempre, el más tradicional, con coreografías actuales", detalla Muñoz. Aunque los números se dirigen al público infantil, los padres y acompañantes también disfrutan de lo lindo. Prueba de ello son los aplausos constantes que generan en cada actuación este grupo de artistas nómadas, cuyo próximo destino es la provincia de Sevilla. Como cada semana tienen que cambiar de ciudad, el circo cuenta con una profesora que se encarga de dar clases a los siete niños que también forman parte del espectáculo. Los más pequeños del circo combinan las clases que reciben de 09.00 a 14.00 con los ensayos de sus números. "Tienen que empezar desde pequeños en esto", sostiene Muñoz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios