Un domingo marcado por el consumo

  • Los cordobeses toman las calles para realizar las compras propias de las vísperas de la Navidadl oferta Durante los próximos tres fines de semana, la mayoría de las tiendas permanecerán abiertas para facilitar las compras a todas las familias.

De Ronda de los Tejares a la plaza de las Tendillas, pasear por la zona más comercial de Córdoba era ayer misión casi imposible. Domingo festivo pero con todas las tiendas abiertas hizo que las calles se convirtieran en el perfecto escenario del consumismo propio de estos días. A los cordobeses parece que no les afecta la subida de los tipos de interés, del agua, del pan o los huevos, al menos de cara a gastarse más euros de la cuenta en la Navidad, porque las carteras se abrieron ayer muchas veces para ir adquiriendo los regalos y productos que no pueden faltar en la mesa.

Las tiendas de decoración fueron algunas de las que no pararon en todo el día. Casa, en la calle Concepción, permaneció abierta durante todo el día y la mayoría de los visitantes salían con varias bolsas. Ramón y María compraron ayer gran parte de los regalos para la familia. "Hemos aprovechado este día porque, seguramente, los próximos fines de semana habrá más gente y será más difícil comprar", comentaban. Y es que hasta que acaben las fiestas, casi todos los comercios permanecerán abiertos los domingos que quedan de mes.

La ropa y el calzado también son dos de los artículos más recurrentes para regalar estas fiestas. Rocío y su amiga Rosa escogieron el día de ayer para "comprarle los Reyes" a sus novios. Después de visitar varias tiendas, adquirieron varias prendas en Zara, aunque la jornada siguió para estas dos chicas que tenían planeado también elegir el vestido para Fin de Año. "Siempre venimos por estas fechas y un domingo porque estamos trabajando". Y es que la idea de abrir los establecimientos en jornadas festivas beneficia a unos pero perjudica a otros, como los pequeños comercios. Esta situación se vivió ayer por ejemplo en el sector de la alimentación ya que los grandes supermercados como El Corte Inglés tuvieron una gran afluencia de público debido además, a que el sábado no hubo ni un centro abierto para hacer las compras.

Lola y María también aprovecharon que las tiendas estaban ayer abiertas para hacer sus compras, aunque no las de Navidad. "Hemos venido a comprar un regalo para unos amigos que se casan, ya compraremos los Reyes cuando falte menos", comentaban ayer. Sea como fuere, lo cierto es que los tres próximos fines de semana, las grandes zonas comerciales de la ciudad serán un hervidero de gente venida de toda la provincia para hacer sus compras. Guiados por las luces y el Nacimiento de las Tendillas los cordobeses caerán un año más en la trampa consumista.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios