Un delicioso dulce lleno de sorpresas

  • El roscón de Reyes es el pastel tradicional que marca la llegada de sus majestades a los hogares l tradición El dulce contiene sorpresas: el que se encuentre el haba tendrá que pagar el pastel, mientras que el rey será coronado.

500

La llegada de los Reyes Magos no sería lo mismo sin el tradicional roscón, un dulce que se ha convertido en una seña de identidad y que marca, por desgracia para muchos, el final de las vacaciones de Navidad. Por eso, en el horno del obrador, los pasteleros de la confitería Serrano se afanan estos días para que ninguna familia se quede si este pastel. Se trata de un dulce que, como bien explica el dueño de esta cadena de repostería señera en Córdoba, Bernardo Serrano, es sencillo pero que resulta exquisito.

Poco tienen que ver los métodos rudimentarios con las grandes maquinarias que en la actualidad permiten hacer más de 500 roscones diarios. Sin embargo, la calidad es la misma, explica Serrano. Incluso las variedades de la tradicional rosca han cambiado para mejor. La masa del pastel está hecha a base de harina, azúcar, huevos, mantequilla, agua de azahar, ralladura de limón y de naranja, levadura y un poco de sal. Una vez obtenida la masa se da forma al roscón, se introducen las sorpresas y se deja fermentar. Después se pone por encima la fruta escarchada, se rocía con huevo batido y se introduce en el horno donde, después de 30 minutos, habrá un delicioso roscón de Reyes.

De nata, crema, merengue, chocolate, trufa o cabello de ángel. Todas estas variedades se pueden degustar ahora aunque, en su origen, el pastel era mucho más sencillo. Serrano recuerda que la tradición surgió en los años 50 cuando a un pastelero francés se le ocurrió introducir las sorpresas en la rosca. A España no llegó hasta los años 60 y "sólo se vendían siete u ocho roscones", asegura. Ahora son pocos los que se resisten a saborear uno de los dulces de la Navidad por excelencia, aunque eso suponga un disgusto económico. Y es que, como manda la tradición, aquel que se encuentre el haba le tocará pagar el roscón, mientras que el que se haga con el rey que está escondido en la masa, será coronado como máximo mandatario.

Con más o menos suerte, además de los regalos que mañana aparecerán junto al árbol de Navidad, el roscón también será un gran protagonista en un día festivo y de ilusión. La cabalgata de hoy encenderá la llama de la magia y de la emoción de los más pequeños que esperan con ansiedad que los Reyes les concedan sus deseos. Y nada mejor que acompañar los juguetes con un delicioso roscón en el desayuno más especial del año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios