"Quienes crean las pequeñas editoriales son auténticos héroes"

  • La poeta, narradora y editora barcelonesa es una de las invitadas del ciclo 'Poetas del mundo en Córdoba', que se desarrollará entre el miércoles y el domingo próximos

"Lo que me gusta es tocar la trompeta en una calle oscura; por eso escribí las Baladas del dulce Jim", declaró hace tiempo Ana María Moix (Barcelona, 1947). Autora de una breve pero relevante obra poética, la escritora participará la próxima semana en dos lecturas de Cosmopoética: el viernes junto a Andrés Sánchez Robayna, Katerina Rudcencová, Alejandro López Andrada y Balbina Prior, en homenaje a Luis de Góngora, y el sábado en compañía de Juan Carlos Abril, Mircea Cartarescu, Matilde Cabello y Maram al-Masri.

-Lleva toda una vida de dedicación literaria. ¿Qué le ha aportado en cada etapa de su trayectoria?

-Parece una pedantería, pero para mí literatura y vida son inseparables. Y, en este aspecto, por literatura no me refiero sólo al hecho de escribir, sino a la lectura, al pensamiento, al modo de concebir a los demás, a la manera de pensar y de sentir, y a algo muy importante y tremendo: el hecho de no escribir. En esos momentos -que a veces han durado años- uno vive la literatura pero sin escribir. Un autor italiano confesó: "Lo que más cansa a un escritor es no escribir". Estoy completamente de acuerdo. No obstante, no doy una importancia determinante al hecho de escribir o no y, sobre todo, a publicar o no (¡cuántos autores excepcionales dejaron una obra mínima!).

-¿Qué diferencias hay entre la actitud creativa que exige la poesía y la de otros géneros?

-La actitud quizá sea la misma (o debería serla), pero la poesía es la palabra por excelencia, es el género más difícil que existe. Un gran poeta no es un escritor, es un artista.

-¿Tiene mucha poesía inédita?

-Bastante, pero no es publicable.

-¿Cómo veía el mundo (y la poesía) aquella joven poeta que escribió a finales de los años 60 Baladas del dulce Jim? ¿Cómo los ve ahora?

-Veía la poesía como una manifestación artística, y la sigo considerando así: o es arte o es papel impreso. De ahí el enorme respeto que le tengo y que la frecuente tan poco.

-Los novísimos están siendo muy reivindicados en los últimos tiempos. En las nuevas generaciones poéticas hay muchas voces que los consideran poetas tutelares...

-En la antología de los novísimos hay poetas indispensables y me alegro que poetas jóvenes, de hoy, acudan a sus obras. Me refiero a Pere Gimferrer, a Leopoldo María Panero, a Félix de Azúa, a Manuel Vázquez Montalbán.

-¿Cómo es el panorama cultural actual en Barcelona en comparación con el que usted conoció en sus inicios literarios?

-El panorama cultural, en Barcelona y en el resto de España, es muy anémico. Llevamos décadas primando cantidad sobre cualidad. El mundo del dinero entró en el mundo de la cultura y éste se dejó vencer por las exigencias del mercado. Un fiasco.

-¿Hacia dónde va la cultura escrita? ¿Es optimista sobre el futuro del libro?

-Por el momento no hay más libro que el impreso. Me refiero al libro como obra literaria de calidad. Internet nos puede facilitar obras clásicas (¡y ya es mucho!), que podemos leer e imprimir. Pero la poesía, las novelas de calidad, los libros de pensamiento..., seguirán, creo que por el momento, editándose en libro. ¿Hay alguna cadena de libros por internet que edite obras consideradas minoritarias? Supongo que el auge empezará con los best-sellers. De todos modos, si por internet nos llegan noticias de obras y autores que no salen en la prensa escrita por considerarlos poco comerciales, es un hecho positivo.

-¿Y sobre la pervivencia de las pequeñas editoriales?

-Últimamente han surgido muchas pequeñas editoriales. Quienes las crean son auténticos héroes. En mi opinión, es la única salida para que el mercado no acabe de ahogar la buena literatura.

-¿Cómo ve el panorama poético actual en España?

-Se escribe mucha poesía, alguna muy buena. Soy consciente de la dificultad de su difusión. Lo importante es que se edite y que se difunda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios