La conmovedora historia de amor que nunca ocurrió

  • Herman y Roma Roseblant han reconocido que el testimonio que iban a contar en un libro y una película sobre su historia de amor en un campo de concentración nazi es falso.

Comentarios 2

La historia de amor de Herman y Roma Rosenblat, surgida en un campo de concentración nazi y que iba a ser recogida en un libro y en una película en 2009, ha resultado ser falsa, según han reconocido sus propios protagonistas obligados por los testimonios de otros supervivientes al holocausto.

La revelación ha caído como un jarro de agua fría entre los simpatizantes y colaboradores de esta pareja de jubilados, entre ellos la editorial Berkel Books, que ha tenido que cancelar la publicación del libro de memorias de Herman Un ángel en la alambrada.

El libro cuenta cómo Herman, todavía adolescente, se enamoró de la muchacha de nueve años que le tiraba manzanas desde el otro lado de la alambrada en el campo de concentración en el que estaba prisionero, un amor que ha perdurado desde entonces.

El libro narra cómo ambos se reencontraron por casualidad en el barrio polaco de Coney Island, en Nueva York, en 1957, cuando Herman accedió a acudir a una cita a ciegas y reconoció entonces a Roma, la muchacha del campo de concentración, con la que se casó hace ya más de 50 años.

"Es la historia de amor más bonita que nunca hemos contado a la audiencia", dijo la reina de la televisión estadounidense, Oprah Winfrey, en una de las dos ocasiones en que invitó a su programa a la pareja de jubilados.

La historia de amor no solo iba a ser recogida en un libro de memorias de Herman Rosenblat, que vería la luz el 3 de febrero, sino que además en marzo iba a comenzar el rodaje de la película, con una inversión de 25 millones de dólares.

"Quería hacer mejor este mundo"

Pero la publicación se ha cancelado de forma abrupta al aparecer "nueva información" del autor durante el fin de semana.

Herman Rosenblat, de 79 años, confesó que él y su esposa no se conocieron en un campo de concentración sino en la cita a ciegas en Nueva York, si bien se confirma que él fue prisionero en varios campos de concentración.

"Mi motivación era hacer mejor este mundo", confesó Rosenblat, al explicar por qué falsificó su pasado en un intento de dar fuerza a su mensaje en favor del amor y la tolerancia.

Pese a la revelación de la pareja, el proyecto cinematográfico seguirá adelante. Harris Salomon, de Atlantic Overseas Pictures, dijo al New York Times que siempre había planeado hacer una adaptación ficticia de la historia.

La revelación de los Rosenblat se conoce tres años después del escándalo de James Frey, el autor de la autobiografía "A Million Little Pieces".

El libro, que narraba en primera persona el difícil periplo de un adicto a las drogas y al alcohol, alcanzó los primeros puestos en ventas después de que fuera recomendado también por Oprah Winfrey en su programa y, más tarde, resultó ser una historia inventada. 

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios