El mal y el amor se conjugan en la última obra de Rupert Thomson

  • 'Muerte de una asesina' narra la vida de una criminal enamorada y un policía en crisis

El escritor británico Rupert Thomson afirma que en su última novela, Muerte de una asesina (Mondadori), en la que un policía en crisis custodia el cuerpo de una odiada infanticida, "más que reflexionar sobre el mal en mayúsculas" se centra en el amor y en "por qué amamos de la forma que amamos". Pero desde la portada no esconde que en su novela hay una asesina de niños como protagonista. Thomson insiste en que esta mujer "mató a varios pequeños en los años sesenta con la colaboración de su novio, con el trasfondo de una historia de amor retorcida".

Esos crímenes, precisa el escritor, son fruto, precisamente, del amor que la asesina Myra Hindley siente por su novio. "Yo, en el relato, examino esa relación y sus consecuencias", indica. Respecto a su personaje Billy Tyler, un policía en crisis vital que atraviesa un mal momento en su matrimonio y a quien le pesa ser padre de una niña con síndrome de Down, el novelista señala que lo ha enfrentado durante 12 horas a la custodia de una asesina, en el depósito de cadáveres de un hospital. Desde que llega al lugar hasta que lo abandona, Tyler se confiesa y, como remarca su creador, "no lo hace ante un sacerdote, sino ante el cadáver de una asesina, presentando todo lo peor, con una gran franqueza".

Aludiendo a las Confesiones de San Agustín, piensa Thomson que "todos tenemos un momento para pensar en nuestra vida de una forma muy especial". En este caso, Billy Tyler revive ante el lector momentos oscuros de su existencia, aunque el narrador inglés también incluye "algunos momentos de humor". Además, según avanza la historia "todo se vuelve más cálido y luminoso, como si el personaje de Tyler alcanzara la redención y, gracias a la comprensión, hubiera alcanzado, asimismo, el perdón".

Respecto a lo que este personaje siente por su hija, fuente de problemas en el matrimonio, Thomson indica que "aunque al principio esa niña sea motivo de ansiedad, al final lo peor quedará atrás y lo que ve el lector es el amor que queda por ella".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios