Los andaluces creen que su nivel cultural es inferior al del resto de España y Europa

  • El 'Barómetro de Cultura en Andalucía' revela como "lo más representativo" el patrimonio histórico, el flamenco y las fiestas · Desciende el número de ciudadanos que apoyan las subvenciones al sector

Más de la mitad de los andaluces (el 57,2% de los encuestados) considera que el nivel cultural en la comunidad autónoma es "más bajo" que en la Unión Europea, y una de cada dos personas consultadas (el 49,1% del total) estima que los habitantes de la región se encuentran en situación de inferioridad también con respecto a la población española. Es uno de los datos más llamativos del Barómetro de la cultura en Andalucía (BACU), cuyos resultados presentó ayer el consejero de Cultura, Luciano Alonso junto a Eduardo Moyano, el director del Instituto de Estudios Sociales Avanzados (IESA), el organismo que ha realizado este sondeo.

Desde el departamento de la Junta destacan que los andaluces poseen una idea "contemporánea" de la cultura, ya que "combinan tradición y modernidad en el dibujo que realizan de la cultura", según se concluye en el estudio de opinión. Más del 90% valora que disciplinas como la literatura, la escultura, la pintura, la música o el cine son paradigmas integrantes de la cultura, y una cifra superior al 80% incluye como elemento clave la ciencia, pero entre los rasgos esenciales asoman igualmente el flamenco (respaldado por algo más del 70%, por detrás de los viajes y los deportes, conceptos que superan en varios puntos al arte jondo) y las romerías, procesiones, ferias y fiestas (con más del 60% de apoyo). En este baremo, el interés que despierta internet como paradigma integrante de la cultura vence a la adhesión que consiguen los toros: menos de la mitad de los participantes de este barómetro creen uno de los factores fundamentales la tauromaquia. Asimismo, los andaluces no sienten que la presencia de las tradiciones les incomode: casi el 60% defiende que es "la justa", y, de hecho, entre los jóvenes despunta una tendencia a aceptar los elementos folclóricos y tradicionales como las hermandades y cofradías o las peñas y asociaciones.

Entretanto, los ciudadanos perciben como "lo más representativo de la cultura andaluza" su patrimonio histórico y sus monumentos (66,5%), las fiestas y celebraciones tradicionales (41,8%), el flamenco (21,9%) y las artes y la creatividad (21,6%). Además, para los andaluces "lo más importante" para la cultura en Andalucía es "la formación", una premisa que suscribe más del 70% de los encuestados. En este campo resulta curiosa la escasa relevancia que se otorga al hecho de que "existan muchos artistas y creadores" y a "las inversiones privadas en cultura", que apenas llegan al 10% .

En la división por sexos, son las mujeres las que más inquietud muestran por la cultura (cercano al 80% frente al poco más del 70% masculino), y en la distribución por edades se concluye que los jóvenes son más distantes al hecho cultural (en apenas cuatro años el interés de la franja de encuestados entre los 18 y 29 años por el tema ha bajado del 73,6% al 67,4%, una cantidad que choca con el 83,5% de las personas entre los 45 y los 59 años). Entre los hábitos culturales, la actividad que más se practica es ver la televisión (74,8% en días laborables, 59,8% en fines de semana y festivos), en comparación con el 26,4% de lunes a viernes, y el 33,5% de sábados y domingos, que consigue el ejercicio de la lectura. Además, aunque los andaluces otorgan "un alto grado" a la "utilidad" de la cultura en su vida cotidiana, la crisis proyecta su larga sombra sobre el consumo: la mayoría reconoce que por la situación económica acude menos al cine y al teatro y adquiere menos libros y discos.

Posiblemente el grave escenario económico tenga que ver con el cambio en la percepción sobre el respaldo que las administraciones deben conceder a los gestores culturales: en 2008, el 80% creía que este apoyo debía darse "siempre", pero la cifra ha descendido este año a sólo el 26%. El consejero, que celebró que por primera vez los andaluces dan en el Barómetro una mejor puntuación a las inversiones culturales de la Junta que a las del Gobierno central, remarcó que es el momento para que "la cultura no esté tutelada sólo por lo público, y sin que caiga en manos del mercado, que tenga un mayor protagonismo de la sociedad civil" y anunció que la Junta sigue trabajando en el anteproyecto de Ley del Mecenazgo en Andalucía. "El Gobierno lo incluía también en su programa electoral, pero tomarse en serio las promesas de Rajoy es casi un insulto a la inteligencia".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios