Los críticos andaluces premian a Julio M. de la Rosa y Chantal Maillard

  • Los galardones anuales recaen este año en la novela 'El ermitaño del Rey', del escritor sevillano, y en el poemario 'Hilos', de la autora belga afincada en Málaga

Los Premios Andalucía de la Crítica, que este año han llegado a su XIV edición, han recaído en su modalidad de Narrativa en Julio Manuel de la Rosa por la obra El ermitaño del Rey (Algaida) y, en el apartado de Poesía, en la escritora Chantal Maillard por Hilos (Tusquets).

Según informaron fuentes de la Asociación Andaluza de Escritores y Críticos Literarios, el jurado, compuesto por más de 20 escritores, profesores de universidad, críticos literarios y periodistas de la Comunidad, estuvo reunido en Arcos de la Frontera (Cádiz) desde el pasado viernes para determinar la concesión de estos galardones, que no tienen dotación económica.

Así, acordaron premiar a El ermitaño del Rey por la creación de una novela rigurosa que muestra un universo "coherente, sólido y amplio" en torno a los últimos días de Arias Montano, "con una voluntad de estilo depurada y una prosa de gran altura literaria".

El autor se mostró "sorprendido agradablemente" ya que su novela es "difícil" puesto que, pese a ser histórica, género que parece una puerta "bastante frecuentada para el éxito", en realidad no se trata de una novela histórica en su estricto sentido.

Así, explicó que "he tratado de capturar la mentalidad de un personaje, su proceso interior más que su iconografía externa" lo que, a su juicio, confiere a la obra "un tempo interior muy largo y muy difícil para el lector". Por ello, se mostró "agradado" porque se trata del primer premio que recibe de sus paisanos.

De la Rosa nació en Sevilla en 1935. Ensayista y narrador de larga tradición, ha colaborado con ABC, El Correo de Andalucía o Diario 16 entre otros y entre sus obras destacan No estamos solos (1962), Fin de semana en Etruria (1972), Nuestros hermanos (1973), La sangre y el eco (1978) o Luis Cernuda y Sevilla (1982), entre otras.

Igualmente, el jurado decidió conceder el premio en la modalidad de Poesía a Maillard por la "coherencia en la construcción de un mundo emotivo y sugerente" en el que la palabra "queda bajo la simbología de un lenguaje enriquecedor y a medio camino del encumbramiento personal", a la espera de la conformación definitiva por el lector, así como por el "depurado" uso de los silencios y la contención expresiva, con una "álgida" concepción de la existencia totalizadora.

La escritora agradeció igualmente "de corazón" el galardón "por el interés de la lectura", al tiempo que incidió en que "lo que importa no son los premios sino los libros y el premio que supone escribirlos", así como el hecho de poder trabajar en una obra para lo que, a su entender, se precisa "silencio y tranquilidad".

Maillard nació en Bruselas en 1951 y es doctora en Filosofía Pura y profesora de Estética y Teoría de las Artes en la Universidad de Málaga. Ha colaborado con críticas de filosofía, estética y pensamiento oriental en varios suplementos culturales.

Como poeta ha publicado, entre otros, Hainuwele (1990), La otra orilla (1990), Poemas a mi muerte (1994), Conjuros (2001), Lógica borrosa (2002) o Matar a Platón (2004).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios