La Viñuela juega a la Oca por Navidad

  • Antonia Cañete y Milagros Murillo resultan agraciadas en el tradicional sorteo que los comerciantes de la zona de Levante realizan entre los clientes que han hecho compras durante todo el añol gran éxito Cada año son más los empresarios de esta zona de la ciudad los que participan con sus negocios en la rifa. En concreto en 2007, han sido 51 establecimientos.

Con el objetivo de premiar la fidelidad y confianza de los clientes que durante todo el año han comprado en los establecimientos de La Viñuela, los comerciantes de la zona celebraron ayer su tradicional sorteo, en el que Antonia Cañete y Milagros Murillo resultaron agraciadas. Como novedad, este año el Juego de la Oca es el que finalmente decidió la suerte de estas dos mujeres, puesto que las agraciadas tienen que gastar los 6.000 euros del premio escogiendo en cada tienda uno de los dos sobres que les ofrece el comerciante. Si el continente de la carta es una oca la participante que en ese momento tiene el turno sigue comprando hasta que en su próxima elección aparezca un pozo. Es entonces cuando la segunda concursante toma el relevo en las frenéticas compras que cada año por estas fechas se realizan, aunque para estas ganadoras serán gratuitas esta Navidad.

Con el lema Y gano por que me toca el sorteo toma así por primera vez como modo de desarrollo el juego de la Oca, ya que en años anteriores sólo había un agraciado que gastaba el importe del premio en las tiendas participantes a su antojo. Ahora, depende también de la suerte para engordar el importe de sus compras finales.

Los comerciantes aseguraron ayer que "se le da más vida a las compras", ya que las dos participantes tendrán que ir juntas a cada tienda. "Este año no es sólo hay que ser premiado en el sorteo que hacemos, sino también hay que tener suerte durante las compras y elegir el sobre que contenga la oca", apuntó Luzy Zipitria, comerciante de calzado de la calle Tras la puerta.

Para esta empresaria, como para otros muchos de la zona que ayer no quisieron perderse el sorteo, el premio consiste en "dar un regalo a los clientes en agradecimiento a sus compras; es una manera de devolver lo que durante el año nos dan ellos".

En estas fechas en las que el presupuesto navideño ya va justo, supone un gran aliciente de cara a los Reyes Magos el resultar agraciado, señaló el presidente de los comerciantes de La Viñuela, Manuel Rubio, quien aseguró que como novedad este año las ganadoras tendrán dos días para gastar el premio en lugar de uno. En cada edición se suman más tiendas al sorteo, y en esta ocasión han sido 51 establecimientos los que reciben hoy y mañana a las dos agraciadas.

En cada una de las tiendas Antonia Cañete y Milagros Murillo podrán gastar 115 euros. Si en estos dos días las premiadas no gastan el importe del premio, el dinero que quede al final pasará a ser el regalo del primer suplente. El ya tradicional sorteo del comercio de La Viñuela es un aliciente para los clientes, pero también para los comerciantes, que ayer vivieron intensamente el sorteo, según apuntó María Dolores Belmonte, una comerciante de la zona.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios