Villanueva destaca el "potencial cinematográfico" del 'Quijote' en su ingreso en la Real Academia

  • El filólogo, que fue presentado por el poeta Pere Gimferrer, ocupará el sillón 'D'

El filólogo Darío Villanueva demostró ayer, en su discurso de ingreso en la Real Academia Española, "el gran potencial cinematográfico" que encierra el Quijote, ese clásico entre los clásicos por su forma de reflejar la condición humana y que constituye "una auténtica apoteosis de los sentidos". El tema elegido por Villanueva, que fue presentado por Pere Gimferrer y que ocupará el sillón D, supone toda una novedad en la innumerable bibliografía del Quijote, dado que el carácter precinematográfico de la novela de Cervantes no había sido estudiado hasta ahora, a diferencia de lo que ocurre con escritores anteriores a la invención del cine, como Virgilio o como Shakespeare, definido como un verdadero "precursor del cinema".

Este gran experto en Teoría de la Literatura rendía así homenaje a Cervantes con su discurso, titulado El Quijote antes del cinema, y lo equiparaba al genial dramaturgo inglés.

Pero no fue sólo Cervantes el homenajeado. En su largo discurso, Villanueva elogió varias veces a Francisco Ayala, pionero en España del ensayo cinematográfico con Indagación del cinema, publicado en 1929, y uno de los académicos que propuso su candidatura junto con Luis Goytisolo y Guillermo Rojo.

El Quijote ha sido adaptado unas 150 veces al cine y la televisión, y, desde su publicación, generó innumerables ilustraciones y formó parte del imaginario popular. Pero "la primera novela moderna es toda una enciclopedia narrativa genuinamente precinematográfica", aseguraba.

Tras detenerse en este potencial que encierra, Villanueva subrayó la abundancia de gags que hay en la novela, como, por ejemplo, cuando don Quijote "descabalga dando con sus huesos en el suelo porque Sancho no ha acudido a sostenerle el estribo por habérsele atorado el pie en una soga de la albarda".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios