Patrimonio · Golpe policial a la compra-venta ilícita de piezas arqueológicas

La Policía centra en Córdoba una nueva operación contra el expolio

  • Los agentes detuvieron a varias personas y practicaron una decena de registros en la capital, Castro del Río, Baena y Bujalance · La investigación continúa abierta y no se descartan más intervenciones

Comentarios 1

La Brigada de Investigación del Patrimonio Histórico, un cuerpo de elite del Cuerpo Nacional de Policía, desarrolló ayer en la provincia de Córdoba una nueva operación contra el expolio arqueológico y del patrimonio. El operativo especial, que continúa abierto, se ha saldado ya con varios detenidos, que presuntamente están implicados en distintos delitos contra el patrimonio histórico. La intervención también consistió en la realización de al menos una decena de registros domiciliarios.

En concreto, la operación policial se ha desarrollado en cuatro puntos de la provincia de Córdoba: en la capital, en Castro del Río, en Baena y en Bujalance. La intervención más importante sacudió a Castro del Río, donde desde primera hora de la mañana un grupo compuesto por unos 40 agentes -principalmente policías nacionales- participó en el registro de cuatro domicilios y en el arresto de varios vecinos. Uno de los detenidos es un importante abogado de este municipio de la comarca del Guadajoz. A las siete horas de ser arrestado, el abogado fue puesto en libertad con cargos por orden del juez de Guardia de la Audiencia Provincial de Córdoba. Además, la Policía Nacional registró la vivienda del primer teniente de alcalde y concejal de Urbanismo, Luis Castro Erencia (PSOE). El concejal no fue detenido, pero sí interrogado hasta última hora de la tarde de ayer. Al parecer, en su vivienda tan sólo se localizaron pequeñas piezas arqueológicas. Fuentes policiales apuntaron además que en los registros de Castro del Río se intervinieron numerosos materiales arqueológicos y varias obras de arte, que durante el mediodía de ayer fueron trasladados a la sede de la Comisaría Provincial de Córdoba. Al parecer, el núcleo de los implicados en este caso pertenecía a una asociación local de aficionados a la arqueología llamada Óxido.

En Córdoba, la Policía participó en el registro de al menos dos viviendas. Una de ellas está localizada a la altura del número cuatro de la calle Caño. En este registro se detuvo a una persona y también se intervino numeroso material arqueológico -sobre todo de origen romano-, documentación y hasta un ordenador portátil. En Baena y Bujalance también se participaron dos registros en otros tantos inmuebles, pero al cierre de esta edición se desconocía si como en los casos anteriores se habían saldado con arrestos.

Por el momento, el caso está bajo secreto de sumario y por tanto el mutismo policial es total. La operación continúa abierta y la Policía espera continuar con los registros y las detenciones durante el día de hoy, tanto en Córdoba como en otras provincias.

El operativo está coordinado por la Brigada de Investigación de Patrimonio Histórico y ordenado por un juzgado de Madrid. Según apuntaron fuentes policiales, el origen de la investigación está en Valencia y las principales sospechas apuntan a una importante red nacional que se dedica a la compra y venta de obras de arte y de restos arqueológicos obtenidos de forma ilícita. Al parecer, en esta red podrían aparecer "importantes compradores" y "destacados arqueólogos" que serían los encargados de tasar las piezas obtenidas de forma ilícita, según explicaron otras fuentes.

En Córdoba, la Policía Nacional ha estado investigando a estos detenidos durante varios meses. Según confirmaron fuentes policiales, el principal trabajo de rastreo ha consistido en escuchas telefónicas y sobre todo en la investigación a través de internet, ya que la mayoría de las piezas obtenidas de forma irregular se vendían a través de subastas virtuales.

Las mismas fuentes indicaron que los implicados en Córdoba podían estar relacionados con los últimos expolios denunciados tanto en el yacimiento de Torreparedones -entre los términos municipales de Baena y Castro del Río, y de época ibera- como en el recinto arqueológico de Ategua, una antigua ciudad fortaleza romana que se levanta en las proximidades de la pedanía cordobesa de Santa Cruz.

Por otra parte, la Policía Nacional descartó que esta operación tuviera algo que ver con la que se ha culminado esta misma semana en la provincia de Sevilla y que ha desarticulado una red que se dedicaba a robar y vender obras de arte en distintos municipios de esta provincia. "Sólo ha sido una casualidad", confirmaron las fuentes.

Durante la jornada de hoy se espera que continúen los registros en incluso las detenciones, tanto en Córdoba como en otras provincias limítrofes. Las fuentes policiales explicaron que la operación está aún "muy al principio".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios