Pierre Casiraghi se apunta a la moda de hacer grafitis

El hijo pequeño de la princesa Carolina de Mónaco, Pierre Casiraghi, se ha apuntado a la moda de hacer grafitis en Milán, donde se le fotografió, spray en mano, mientras impregnaba un muro de la ciudad.

Corriere della Sera asegura que Pierre pasó "bastantes horas durante la noche" pintando un muro. Asimismo, publica unas declaraciones del joven noble, quien señala que "de vez en cuando" piensa en irse de Milán porque "no es capaz de vivir" en un sitio donde se le dedica a él más atención que "a otros miles de temas, como las guerras o los dramas en el mundo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios