Pepe Quero, entre la ironía y el surrealismo

  • El público palmeño fue fiel a la cita en la madrugada del martes con el actor, aunque denotaba el cansancio de la hora

La música de Kiko Veneno cantando Te echo de menos daba paso al primero de los estrenos de la XXV Feria del Teatro de Palma del Río. En la noche del pasado lunes y ya bien entrada la madrugada, uno de los fundadores de la compañía Los Ulen, Pepe Quero, presentaba su personal obra Tengo un amigo que no tiene amigos.

Los más de 20 años de trayectoria de este actor granadino y autor de teatro se hicieron notar a la hora de mostrar ante el público un discurso basado prácticamente en el monólogo, en el que se mezclaban lo cómico, lo surrealista y algunas reflexiones personales. Esta obra, basada en el manual de poesía que el propio Pepe Quero ha publicado recientemente y del que toma el título, mostraba con cinismo y humor la ironía de nuestra sociedad a través de recuerdos de la infancia.

El espectáculo contó además con la réplica de un cómico cuyo nombre cambiaba constantemente y que favorecía durante la función el cambio de registro. El público palmeño, seguidor de la famosa compañía a la que pertenece el autor, se congregó en gran número en el patio del Monasterio de San Francisco. Y aunque el cansancio se hacía notar pasadas ya las tres de la mañana, terminó haciendo suya la frase clave de la obra: "Quien esté libre de pecado, que tire el primer verso".

Pepe Quero anunció ayer que traerá de nuevo a las tablas el espectáculo Maná Maná con sus compañeros de fatiga en Los Ulen, el televisivo Paco Tous y Maite Sandoval. Esta iniciativa "es un capricho que nos queremos dar para volver a juntarnos los tres, que nos apetecía mucho", declaró el actor. Y su compañera de reparto añadía que "esta obra trata temas que siguen de actualidad como es la pobreza y la miseria de unos y el derroche y la riqueza de otros". El actor es, sin duda, uno de los personajes teatrales más queridos en Palma del Río.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios