Ochando recuerda a maestros del toque flamenco

  • El granadino homenajea en el disco 'Memoria' a Niño Ricardo, Sabicas o Serranito

En un momento en el que casi todos quieren ser originales, en el que la mayoría de los jóvenes guitarristas lo primero que persiguen es encontrar sello propio de manera inmediata sin apenas haber tenido recorrido artístico, es rarísimo encontrarse con actitudes como la mantenida por Miguel Ochando. El guitarrista granadino ha editado un disco en el que deja al margen su propia obra para reivindicar y homenajear a parte de los pilares del toque: Montoya, Niño Ricardo, Esteban Sanlúcar, Sabicas, Serranito y Mario Escudero.

Memoria es el título de una grabación que vuelve a dar vida a piezas que debieran ser imprescindibles en la formación de cualquier tocaor, parte de un repertorio clásico que se suele echar en falta. Ochando pone en circulación unos toques elaborados a partir de variadas técnicas y sensibilidades, sin descuidar el virtuosismo característico de cada uno de los artífices. No se trata de una mera representación sonora, sino de volver a insuflar vida a composiciones perennes que ayudan a perfilar la evolución histórica/sonora del instrumento.

La aportación de Miguel Ochando es plausible. El concertista añade su propia vitalidad artística a cada toque con un pulcra pulsación, manteniendo todos los acentos musicales originales. Se completa Memoria con dos temas que son reflejo de otras inquietudes musicales de Ochando: una composición de Astor Piazzolla y La reina del blús de Carlos Cano, con la colaboración del cantaor Enrique Morente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios