Música después de la indignación

  • El concierto de Estrella Morente y Dulce Pontes empezó con una hora de retraso

Comentarios 1

Indignación. Por la tarde sonaron todas las alarmas. La intensa lluvia que cayó en la ciudad hizo temer la suspensión del concierto, pero finalmente el tiempo se aplacó y ninguno de los asistentes al Teatro de la Axerquía podía imaginar que pasaría lo que pasó. Eran las 23:45, 15 minutos más tarde de la hora fijada para el inicio del recital, y Estrella Morente y Dulce Pontes empezaban la prueba de sonido. Más de 3.000 personas seguían esperando fuera del teatro en una interminable cola a que la infraestructura del espectáculo, dañada por la lluvia, estuviera preparada para que las artistas comenzaran a cantar. Nerviosismo, cansancio, indignación. Hubo peticiones de devolución del dinero de la entrada y de hojas de reclamaciones. Hubo gente que se fue a casa. La organización se vio superada por los acontecimientos. No estaría de más que diera las explicaciones pertinentes y que para futuras ediciones se planteara reformular algunos conceptos sobre los horarios de los conciertos.

Continuaban las pruebas de sonido y voz y muy pocos minutos antes de las 00:00 fueron abiertas las puertas. Estrella Morente y Dulce Pontes comenzaron a cantar a las 00:30. Empezaba la música, ya en jueves, después de la espera y la indignación.

Comenzaron las dos juntas sobre el escenario, con una singular puesta en escena en la que destacaba un barreño con agua y una pelota de madera y arropadas por 12 músicos vestidos de blanco. La organización pidió disculpas por los sucesos y el público respondió con abucheos. El teatro estaba lleno.

El espectáculo, titulado Dulce Estrella, fue uno de los ejemplos más claros de la diversidad de estilos por la que apuesta el Festival de la Guitarra, un montaje (inspirado en el agua, casualmente) protagonizado por dos grandes figuras musicales en sus respectivos géneros, el flamenco y el fado, ofrecido ayer en Córdoba a modo de estreno absoluto.

El concierto estuvo integrado por una selección de canciones populares de España y Portugal, así como por temas propios de Morente, que con 26 años y tres discos se ha convertido en uno de los nuevos valores del flamenco, y Pontes, que en 2008 cumple 20 años de carrera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios