Medina Azahara cede una pieza a Qatar

  • El Museo de Arte Islámico de Doha exhibirá un tablero de mármol procedente del yacimiento cordobés

La Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía ha cedido temporalmente un tablero de mármol procedente del conjunto arqueológico de Medina Azahara al Museo de Arte Islámico de Doha, en el Emirato Árabe de Qatar, que alberga la considerada mejor colección de arte islámico del mundo.

En concreto, según informó la Junta en un comunicado, esta pieza, fechada en el año 960, es el único objeto procedente de España y representante de la cultura de Al-Ándalus que forma parte de la exposición inaugural de este nuevo centro museístico, que puede visitarse hasta el 22 de febrero. Ubicado originariamente en el baño anejo al Salón de Abderramán III, el tablero cuenta con una composición vegetal que se presenta ordenadamente bajo una rigurosa organización simétrica, rasgo que distingue los programas ornamentales del Califato de Córdoba, que actúa de verdadera piel sobre los sillares desnudos de los muros, a los que protegía, a la vez que embellecía.

Esta pieza tan representativa del pasado medieval de Córdoba podrá contemplarse en Doha junto a excelentes cerámicas hermosamente decoradas de Egipto del siglo XII, copas de cristal del siglo XI de procedencia iraní y delicados albarellos o contenedores de medicamentos de la Siria del siglo XIV, además de coranes, textiles, astrolabios o globos celestes.

Situado en una isla artificial, el Museo de Arte Islámico de Doha es obra del arquitecto norteamericano de origen chino Ieoh Ming Pei, premio Pritzker en 1983 y autor de la famosa pirámide del Louvre en París. El centro, que cuenta con una superficie de más de 35.000 metros cuadrados, evoca la fuente para abluciones de la mezquita cairota de Ibn Tulum, del siglo XIX, entre otros edificios.

Desde su inauguración, el pasado 1 de diciembre, expone 800 piezas procedentes de Europa, Asia y Oriente Medio, que muestran la riqueza de la civilización musulmana desde el siglo VII hasta el siglo XIX.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios