Madrugones para ver a José Tomás

  • El primero en llegar ayer a las taquillas del Coso de los Califas fue Antonio Gómez, un cordobés que hizo cola desde las 05:00 hasta las 10:30 para comprar entradas para cuatro días de festejos

Comentarios 22

El matador José Tomás levanta pasiones. Tantas, que los aficionados a los toros que no compraron ni el abono ni el miniabono –novedad este año– por el coste económico que supone madrugaron ayer para poder hacerse con una de las entradas sueltas que se comenzaron a poner a la venta. Dentro del cartel de este año, que según los aficionados “ha mejorado un poco”, el matador madrileño fue el más solicitado, junto con el cordobés Finito de Córdoba y el francés Sebastián Castella.

El primero en llegar a las taquillas del Coso de los Califas fue Antonio Gómez, que desde las 05:00 de la mañana hasta las 10:30 que abrieron hizo cola para comprar una entrada para las corridas que se celebrarán del miércoles al domingo de Feria. Y es que ver los pases de Tomás, El Cordobés y El Juli “bien merecen el madrugón”. Como él, Juan León y su esposa, Carmen Rodríguez, también tuvieron que levantarse temprano para conseguir una localidad en la plaza de toros.

En su caso también fue Tomás el culpable de estar más de cuatro horas en la cola. Rodríguez señaló que gracias a la espera frente a las taquillas pudieron escoger las localidades que quisieron, entre otras cosas porque iban buscando tendidos al sol. Y es que “los precios no están para venir cuatro tardes y ponerse a la sombra”. Asimismo, León afirmó que, a pesar del madrugón, en la corrida de José Tomás tuvieron que comprar una fila “bastante alta”, cosa que “se comprende porque la sombra es muy cara y esas localidades las quiere menos gente”.

Elegir la entrada suelta en lugar del abono o el miniabono, puestos a la venta hace unos días, se debe a que “el cartel de este año no tiene demasiado tirón y no todas las corridas interesan”, además “el poder adquisitivo del cordobés no da para tanto”, apuntó Francisco Muriano. Con respecto al cartel, Antonio Muñoz, que estuvo en la cola desde las 07:00, tenía una opinión bastante diferente, aunque también reconoció que había comprado el miniabono por el “coste que supone”. Además, este aficionado se quejó de que en el medio abono no se hubiera incluido la corrida de Finito de Córdoba, El Cid y Castella, lo que “ha hecho que muchos aficionados tengamos que hacer dos colas”.

Asimismo, Muñoz señaló algunos de los inconvenientes que tienen guardar cola en dos ocasiones, como es que “haya gente que guarde el sitio a varias personas, cosa que no se debería permitir”. En este sentido, Muñoz solicitó que un policía local custodie la fila. Para no tener estos problemas, Aurora Ruz apuntó que reservó hace unos días sus entradas por teléfono, un hecho que no le asegura la localidad, puesto que otros años “me han dado lo que han querido al final”.

Cientos de aficionados harán cola en las taquillas del Coso de los Califas hasta que comience la Feria de Nuestra Señora de la Salud para conseguir “la mejor entrada posible”, lo que supone, según lo visto ayer, que el madrileño José Tomás esté entre los matadores de la corrida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios