López Garzón cree que la nueva sede "revitalizará" el Arqueológico

  • El delegado del Gobierno en Andalucía visitó ayer la ampliación del museo, cuyas obras acaban de finalizar · No existe aún fecha prevista para su inauguración

Comentarios 1

El delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón, realizó ayer una visita a la nueva sede del Museo Arqueológico -un edificio contiguo al palacio de los Páez de Castillejo- en la que sostuvo que el proyecto va a permitir "una gran revitalización de un museo que tiene una importancia y una entidad extraordinarias".

Guiado en su visita por la directora del centro, María Dolores Baena, y por el subdelegado del Gobierno en Córdoba, Jesús María Ruiz, López Garzón recorrió las distintas dependencias del futuro museo, de casi 4.000 metros cuadrados repartidos en tres plantas y sótano, que aún no tiene fecha prevista de inauguración.

No obstante, el delegado del Gobierno en Andalucía confirmó que las obras, que comenzaron en 2000 y han sido sufragadas por el Ministerio de Cultura con un montante que supera los ocho millones, han sido finalizadas y están en fase de recepción por parte de la Consejería de Cultura.

López Garzón resaltó la importancia que supuso el descubrimiento de restos arqueológicos durante los trabajos de ampliación que pusieron al descubierto vestigios de un teatro romano, que se integrarán en el propio museo. "El teatro que acabamos de visitar va a ser quizás la primera gran obra arqueológica que está dentro de un museo, y esto va a suponer convertirlo en uno de los mejores museos arqueológicos de Europa", remarcó.

Por su parte, la directora del Arqueológico explicó que el paso siguiente a la recepción de las obras será la elaboración del programa museográfico, en el que ya trabajan conjuntamente las administraciones central y autonómica para dotar de contenido al centro, que albergará exposiciones temporales y permanentes, así como una biblioteca con 350 metros cuadrados.

Baena adelantó que los fondos se exhibirán a través de una exposición temática, que "va a resaltar todos los hitos que en Córdoba pueden explicarnos las relaciones que existen en el Mediterráneo entre Oriente y Occidente, que se ven muy bien reflejadas no solamente en las piezas que conserva el museo, sino también en el propio edificio a través del teatro romano". Este yacimiento está fechado en torno al siglo I d. C. y tiene capacidad para entre 10.000 y 15.000 espectadores, lo que lo convierte en el teatro más grande de la Hispania romana de los hasta ahora descubiertos.

Según explicó Baena, la idea es que una vez abierto al público el nuevo edificio, el antiguo palacio de los Páez de Castillejo, del siglo XVI, se cierre para su reforma. Debido a sus menores dimensiones, la nueva sede sólo podrá acoger las piezas más significativas. Mientras perduren las obras de restauración, el edificio renacentista permanecerá cerrado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios