Liberan 1.000 libros por la ciudad en una iniciativa de 'bookcrossing'

  • Se trata de una iniciativa de la Diputación y el Ayuntamiento para fomentar la lectura

Un total de mil libros fueron liberados ayer por toda la provincia de Córdoba, para poner en marcha el bookcrossing, un juego en el que los ciudadanos encontrarán los libros en lugares públicos, como un parque o una cafetería, los podrán leer y devolverlos, todo de forma gratuita.

El delegado de Cultura de la Diputación de Córdoba, José Mariscal, explicó ayer a los periodistas en los Jardines de Colón, el lugar elegido en la capital para poner en marcha el bookcrossing, que el único requisito para participar en este juego es tener acceso a internet, ya que cada libro lleva una etiqueta con un número de registro. Así, cuando un ciudadano encuentre uno de estos libros liberados podrá llevárselo a casa, leerlo y una vez que haya terminado la lectura, entrar en la página web de bookcrossing en internet, dejar un comentario sobre la obra y volver a liberarlo; es decir, dejarlo en un lugar público, como el banco de un parque o una cafetería, para que lo encuentre otro ciudadano y se vuelva a empezar todo el ciclo.

Mariscal también explicó que todas las bibliotecas públicas de la provincia son "puntos de cruce", es decir, lugares donde encontrar y liberar libros, al tiempo que tienen acceso a internet.

Por su parte, el primer teniente de alcalde de Cultura en el Ayuntamiento, Rafael Blanco, explicó que la finalidad de esta iniciativa es potenciar el hábito lector, para lo que se vale de las nuevas tecnologías que "favorecen el acceso a la cultura y crean nuevas formas de relacionarse". Blanco dijo que el Consistorio participa en la iniciativa con cinco títulos: dos de poesía, dos de historia de la capital y otro de arte contemporáneo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios