Lenny Kravitz publica nuevo disco, mezcla de rock, soul, jazz y funky

  • El músico actuará este verano en España para presentar 'It's time for a love revolution'

Lleva 19 años cantando a la paz y al amor, temas recurrentes que Lenny Kravitz mantiene en su nuevo disco, It's time for a love revolution (EMI), donde vuelve a hacer un gran llamamiento: "Son los pequeños pasos los que hacen que el mundo mejore", dijo ayer a su paso por España, donde actuará este verano.

En su nuevo trabajo vuelve a mezclar el rock clásico con jazz, funky y soul y cuenta con dos sencillos de presentación que muestran la doble vertiente del músico hasta ahora, el guitarrero Bring it on y la balada I'll be waiting. "Hago música de una forma bastante sencilla, con instrumentos reales, y fundamentalmente mantengo un mismo sonido. No voy a pasarme al techno ni nada por el estilo", aseguró Kravitz.

Aunque, por otro lado, el músico sí deja una puerta abierta a cierta experimentación, consciente de que está en "una primera fase" de su carrera y que "aún queda mucha música por explorar" en la restante, donde va a profundizar mucho más y va a disfrutar de mayor libertad, consideró.

"El mundo es mucho peor a como solía ser hace 20 años", opina un Lenny Kravitz consagrado a la espiritualidad y con un nuevo álbum de estudio ya en el mercado, el octavo de una carrera que comenzó con el mismo mensaje que este último, bajo el nombre Let love rule (Deja que el amor mande).

Si tuviera que elegir entre Dios y el rock Kravitz no duda ni un momento en elegir al primero: "Él lo es todo y lo escojo para todas las cosas".

La revolución de amor que propone el músico estadounidense se materializa en las 14 nuevas canciones de este disco, It's time for a love revolution, que presentará en directo el próximo 29 de mayo en el Recinto Ferial de Vigo para luego acudir a los festivales Bilbao BBK Live'08 -5 de julio- y Rock in Rio en Madrid -6 de julio- y finalmente al Pavelló Olimpic de Badalona -8 de julio-, según confirma su página web.

Con este trabajo el músico tampoco desmiente la fama de maniático del control que le precede, tras cantar, componer, producir, mezclar y tocar la mayor parte de los instrumentos en este trabajo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios