Kidman regresa a sus orígenes cinematográficos con 'Australia'

  • El filme dirigido por Baz Luhrmann tiene como telón de fondo la persecución a los aborígenes en los años 30

Bella ella y bello él, y vestidos elegantemente de gris, Nicole Kidman y Hugh Jackman comparecieron ayer en una sala de un lujoso hotel de Madrid abarrotada de periodistas, junto al cineasta Baz Luhrmann, para presentar Australia, un drama épico con tintes románticos y de corte musical.

Era Baz Luhrmann, en cuyo currículum figuran títulos como William Shakespeare's Romeo + Juliet y Moulin Rouge, el que abría el turno de intervenciones confesando influencias muy claras en Australia de película épicas como Memorias de África.

Incluso reconocía referencias a filmes de aventuras tipo Indiana Jones y a musicales como El mago de Oz, de ahí que a lo largo de la banda sonora del filme suene en repetidas ocasiones el tema Somewhere, compuesta por Harold Arlen e inmortalizada por Judy Garland.

Australia, que se estrenará el 25 de diciembre en España, cuenta con un equipo artístico y técnico genuinamente australiano, entre los que además de Kidman y Jackman, figuran David Wenham (300 o Van Helsing), Bryan Brown (Gorilas en la niebla o la serie El pájaro espino), Jack Thopson (El buen alemán), el actor aborigen David Gulpilil y el debutante de 13 años Brandon Walters.

"Llevo trabajando desde los 14 años en Australia y hacer esta película ha supuesto volver a encontrarme con mucha gente con la que ya había trabajado antes, y con iconos del cine de mi país como Bryan Brown", comentaba Nicole Kidman, mientras que Hugh Jackman alababa su trabajo.

"Es la primera vez en ocho años que utilizo mi propio acento para rodar una película", confesaba el actor, popular por su personaje de Lobezno en las películas de X-Men y por haber sido nombrado por la revista People como el "hombre vivo más sexy del mundo".

"Me dan un poco de vergüenza estas cosas, pero si ya lo ha sido en alguna ocasión George Clooney, quizá esto me permita estar próximamente en el reparto de Ocean's 14", decía riéndose.

Australia está ambientada justo cuando nacía la ciudad de Darwin, en pleno estallido de la II Guerra Mundial y en ella Kidman interpreta a una aristócrata inglesa que viaja a allí para ver a su marido y se encuentra con su cadáver. Hereda así una enorme extensión de tierra y cientos de cabezas de ganado que no sabe cómo sacar adelante, hasta que se cruza en su camino un solitario y aventurero Hugh Jackman, que a regañadientes acepta ayudarla.

Baz Luhrmann, que es uno de los guionistas de Australia, asegura que el verdadero mensaje del filme es un "homenaje a todas aquellas personas que desaparecieron entre los años 30 y 70 del siglo XX, por la sencilla razón de ser mestizos".

"Niños que eran arrancados de sus hogares y llevados a una isla donde eran abandonados creyendo que sus padres habían muerto. Hay que tener en cuenta que si Obama hubiera sido australiano, pertenecería, por nacimiento y origen, a esa generación robada", según Luhrmann.

Durante el rodaje de Australia, que llegó a tener hasta seis finales alternativos, el primer ministro australiano se reunió con todos los líderes de las tribus aborígenes para pedirles perdón por estos hechos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios