Industria y Cultura acuerdan reducir un 20% las tarifas para CD y DVD

  • El Gobierno considera que la nueva propuesta, que no gusta a los creadores, compensa los intereses de éstos con los de los consumidores y la industria

El Ministerio de Industria, Turismo y Comercio y el Ministerio de Cultura remitieron ayer a las Entidades de Gestión y a las Asociaciones de Fabricantes de Equipos y Soportes la propuesta oficial de Orden Ministerial conjunta, que llega con un año de retraso, por la que se establece la relación de equipos, aparatos y soportes materiales sujetos al pago de la compensación por copia privada, las cantidades aplicables a cada uno de ellos y la distribución entre las diferentes modalidades de reproducción. Así, entre los acuerdos adoptados figura la reducción de más de un 20 por ciento de las tarifas para CD y DVD, los soportes de mayor uso de los ciudadanos.

La propuesta de Orden Ministerial será enviada también al Consejo de Usuarios y Consumidores y la Orden Ministerial en sí misma entrará en vigor a partir de mediados de enero, dependiendo de su proceso de tramitación.

Cultura estima que esta propuesta, "dirigida a compensar los derechos de propiedad intelectual que los creadores dejarán de percibir por copias privadas, contempla, de manera equilibrada, los intereses de los creadores, los consumidores y de la industria", y señala que en todos los casos "el canon únicamente se paga en una ocasión, al adquirir el producto".

En la relación de equipos, soportes y tarifas facilitados por el Ministerio de Cultura, junto la reducción de un 22,7 por ciento para los CD-R (de los actuales 0,22 euros a 0,17) y de un 26,6 para los DVD-R (de 0,60 a 0,44 euros), figura también la disminución de un 48,5 por ciento en el caso de las grabadoras CD-DVD (de 6,61 euros a 3,40 euros).

reacciones. Más de 100 artistas y creadores (entre ellos el escritor Lorenzo Silva y los actores José Coronado y Juan Luis Galiardo) se manifestaron ayer en la Academia de Cine "en defensa de los derechos de los creadores y de la copia privada" y firmaron un texto que considera la supresión del canon digital "una expresión en contra de la cultura" y "una usurpación de un derecho legítimo" que "pondría en peligro a la industria cultural española". El texto fue también suscrito por varias entidades, entre ellas la SGAE (Sociedad General de Autores Españoles). Los creadores denuncian la posición de la industria tecnológica, "empeñada desde hace meses en pisotear, a través de una campaña de desprestigio y falsedades, los legítimos derechos de propiedad intelectual".

La Asociación Multisectorial de Empresas Españolas de Electrónica y Comunicaciones destacó que la tramitación del canon es positiva pero la propuesta es "muy mejorable". Mientras, la Asociación de Internautas pedirá al Defensor del Pueblo que recurra ante el Tribunal Constitucional el canon en el caso de que prospere la orden que regula sus cuantías. La Unión de Consumidores de España considera que el canon digital supone "un enriquecimiento indebido para los autores" y el consejero delegado de Vodafone, Francisco Román, calificó de "absurdo" el canon que va a gravar a los teléfonos móviles.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios