Hollywood apostará por las secuelas para combatir la crisis el próximo año

  • Harry Potter, Terminator y los X-Men volverán a los cines de todo el mundo

Conocidos superhéroes y viejas series de televisión fueron la receta de Hollywood para capear un año de conflictos laborales y problemas financieros, una fórmula de éxito que seguirá dominando las pantallas en 2009.

El regreso de Batman en El caballero oscuro, la irrupción de Iron Man y la esperada cuarta entrega del arqueólogo más famoso del celuloide con Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal lideraron la taquilla estadounidense, marcada por las adaptaciones y las secuelas. La apuesta de los estudios por historias conocidas evidenció la poca disposición de la industria a correr riesgos habida cuenta de las tensiones en el sector, que comenzó el año con una huelga de guionistas y que vaticinaba complicaciones en la renegociación del convenio colectivo de los actores.

Las mayores dosis de frescura llegaron a los cines de la mano de rentables películas de animación como Wall-E, Kung Fu Panda o Bolt, y del regreso a la primera línea de las producciones en tres dimensiones.

En 2009 verán la luz 16 películas en 3D, la mayor parte de ellas animadas, aunque no faltarán las cintas con actores de carne y hueso como Avatar, protagonizada por Sigourney Weaver y dirigida por James Cameron.

La tendencia indica un florecimiento en los próximos años de esta tecnología gracias a la implicación de cineastas como Robert Zemeckis, Steven Spielberg, Steven Soderbergh o Peter Jackson y anunciados proyectos como el musical Cleopatra y el filme Alice in Wonderland.

A pesar de su rápido crecimiento, las películas en tres dimensiones seguirán siendo una minoría en 2009, año en el que caerá la producción de Hollywood debido a la crisis económica. La dificultad para conseguir financiación tendrá especial incidencia en los proyectos independientes y de moderado presupuesto, lo que ya ha hecho mella en estudios medianos como Lionsgate o The Weinstein Company, que anunciaron despidos.

Las inversiones seguirán llegando pero se centrarán en superproducciones con actores y directores de renombre.

Entre los títulos que estarán en las carteleras en 2009 destacan las secuelas Harry Potter and the Half Blood Prince, cuyo estreno estaba previsto para 2008 y finalmente se pospuso, Transformers: Revenge of the Fallen, Terminator Salvation, Star Trek y X-Men Origins. Otros largometrajes esperados son Watchmen, sobre un mundo en el que los superheroes están prohibidos, o la nueva producción de Quentin Tarantino, lnglourious Basterds, protagonizada por Brad Pitt.

En televisión, los estudios darán continuidad a las series de éxito y en enero comenzarán a emitirse en EEUU las nuevas temporadas de programas ganadores de premios Emmy como Perdidos o 24, y se recuperarán producciones que triunfaron en el pasado, como ya ocurrió este año con Beverly Hills 90210 o The Knight Rider.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios