Hernández Silva propondrá un vínculo vitalicio con la Orquesta tras su marcha

  • El venezolano ha informado al Consorcio de que abandonará la dirección de la formación después de la temporada 2011-2012 · En los próximos años quiere volver a llevarla a los escenarios europeos

Se irá para quedarse siempre. Manuel Hernández Silva ha comunicado al Consorcio Orquesta de Córdoba su decisión de abandonar el cargo de director titular de la formación al término de la temporada 2011-2012. "Hay otros que se van después de muchos años y ya no vuelven. Yo quiero irme en el momento justo para volver siempre", señaló ayer el venezolano, que aspira a mantener "una relación vitalicia con la Orquesta como director invitado" tras su marcha. Hernández Silva considera que siete temporadas componen un plazo razonable para llevar a cabo sus proyectos al frente de la formación.

La antelación con la que ha comunicado su decisión de dejar la Orquesta en 2012 responde a su deseo de que todo el proceso sea afrontado "con la mayor normalidad", tanto por las instituciones como por los músicos y los abonados y aficionados. "Es mejor decirlo ahora porque así cuando llegue el momento de la marcha todo el mundo lo tendrá asumido. Si esperamos hasta el último momento le quitamos naturalidad a un acontecimiento que debe afrontarse con la mayor tranquilidad: la cesión de la titularidad de la dirección a otro", señala Hernández Silva, que añade que "los tiempos musicales pasan muy rápido, por lo que es importante tener planificado el futuro".

La temporada actual es la cuarta del venezolano al frente de la formación, a la que llegó en 2005. Hernández sumará tres temporadas más en las que espera "llevar a la Orquesta de nuevo a grandes escenarios internacionales" y "preparar la transición" hacia la nueva etapa, que estará marcada "por el estreno del esperado auditorio" de la formación.

"Estoy tan a gusto en Córdoba que no quiero romper nunca mi relación con esta ciudad", indica el venezolano, que ha abierto las puertas de nuevos repertorios a la Orquesta y le ha permitido ampliar su proyección internacional con la reciente gira por cuatro ciudades de Austria y la República Checa. "Quiero saber marcharme cuando llegue el momento, siempre desde el compromiso que tengo con esta orquesta y esta ciudad", añade.

La Orquesta de Córdoba, fundada en 1992, tuvo como director titular en sus primeras nueve temporadas al cubano Leo Brouwer. La canaria Gloria Isabel Ramos cogió la batuta en las tres temporadas siguientes y en la 2004-2005 la formación desarrolló su labor sin un director titular. Antes de llegar a este puesto, Hernández Silva había sido durante varios años uno de los directores invitados habituales de la Orquesta.

Nacido en Caracas en 1962, Hernández Silva realizó sus estudios de dirección de orquesta con Reinchard Schwarz y Georg Mark en el Conservatorio Superior de Música de Viena, culminándolos en 1989 con matrícula de honor. Fue director titular de la Orquesta de la Región de Murcia desde 1992 hasta 1994. Ha sido director invitado de la Orquesta Sinfónica de Colonia, la Orquesta de la Radio de Praga, la Orquesta Nord-Tchekische Filarmonie y la Orquesta de Cámara de Viena, entre otras, así como director principal invitado de la Orquesta Sinfónica de Karlsbad (República Checa).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios