Hallan piezas arqueológicas de diversas épocas en el lecho del Nilo

  • Entre los restos figuran la parte delantera de un templo y trozos de roca con inscripciones

Expertos egipcios han descubierto recientemente un conjunto de piezas arqueológicas que datan de las épocas faraónica, grecorromana y copta en el lecho del río Nilo, en el sur de Egipto, informaron responsables del Consejo Supremo de Antigüedades (CSA).

El hallazgo se llevó a cabo a unos 40 metros de profundidad, frente a la ciudad monumental de Asuan, a unos 960 kilómetros al sur de El Cairo, precisó en un comunicado el secretario general del CSA, el egiptólogo Zahi Hawas.

Las antigüedades fueron encontradas tras intensas labores de búsqueda de vestigios arqueológicos en una área del río ubicada entre la isla Elefantina y el hotel Old Cataract, precisó el experto.

Entre las piezas mas importantes figura la parte delantera de un templo dedicado a la divinidad faraónica de Janum, representada en forma de carnero; y trozos de roca con inscripciones que datan de la dinastía XXVI, que gobernó Egipto entre los años 664-525 a. C.).

Asimismo, los arqueólogos hallaron un conjunto de capiteles que datan de la época cristiana copta, que prosperó en Egipto entre los siglos y I y VII, y que probablemente hayan formado parte de una iglesia que fue inundada por las aguas del Nilo.

En la misma área, los arqueólogos descubrieron dos columnas de granito de 7 y 27 metros de largo, además de ánforas y vasijas de la época grecorromana (30 a. C.-328 a. C.).

El máximo responsable del CSA destacó que las piezas halladas son una pequeña parte de los obeliscos, estatuas y columnas y otros elementos que se hundieron en el Nilo cuando eran transportadas en embarcaciones durante las sucesivas dinastías faraónicas.

Esas antigüedades eran trasladadas desde las canteras de Asuan -donde eran esculpidas- por el río a la ciudad monumental de Luxor, 700 kilómetros al sur de El Cairo, para erigir templos faraónicos.

Asimismo, los expertos indican que también esas piezas eran transportados a la meseta de Giza, en la capital egipcia, para ser usadas en la construcción de las pirámides.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios