Haendel en España

  • El sello francés Ambroisie publica la primera grabación de una ópera de Haendel realizada por un conjunto español

El revival haendeliano que viene animando la producción operística tanto en teatros como en empresas fonográficas por todo el mundo ha llegado también a España. Hace años que las óperas del compositor alemán (sólo las más populares todavía, pero todo se andará) empezaron a desfilar por los principales teatros del país y ahora un conjunto español se presenta en el sello francés Ambroisie con la grabación de una de las primeras óperas londinenses del músico.

Haendel había llegado a Inglaterra en 1711 después de un exitoso viaje por Italia y enseguida se impuso en las islas de forma clamorosa con Rinaldo. Volvió al continente para cumplir sus funciones como Kapellmeister del príncipe elector Jorge Luis I, pero enseguida está de nuevo en Londres para ofrecer en 1712 Il pastor fido y Teseo y al año siguiente Silla (si bien es probable que este título nunca llegara a representarse). En 1714 se produce un hecho fundamental para la carrera y la vida del músico, el cambio dinástico en Inglaterra: a la muerte de la reina Ana, el trono pasa a manos del elector Jorge Luis I de Hannover, duque de Brunswick y Lüneburg, es decir, el mismísimo patrón de Haendel en el continente, lo que propiciaría su instalación definitiva en la capital británica.

Contando con esa nueva situación de estabilidad, el compositor afronta la escritura de un nuevo título para el Teatro del Rey en Haymarket. El sujeto, el Amadís de Gaula, el caballeresco héroe de novela nacido seguramente en Portugal en el siglo XIV, pero que refundió y completó Garci Rodríguez de Montalvo para publicarlo en castellano en 1508 y convertirlo en un extraordinario acontecimiento europeo. El tema, que se ajustaba especialmente bien a la tradición teatral inglesa, acostumbrada a los juegos de magia y encantamiento, fue desarrollado por un libretista anónimo (tal vez Nicola Haym, que había escrito Teseo, o Giacomo Rossi, autor del Silla), quien trabajó a partir de un texto previo en francés de Antoine Houdar de la Motte. El Amadigi se estrenó el 25 de mayo de 1715 y conoció seis representaciones hasta julio de aquel año, siendo repuesto en 1716 y 1717.

Desde la conversión de Al Ayre Español en una orquesta barroca, Eduardo López Banzo ha trabajado con entusiasmo la música de Haendel, imponiéndose la tarea de preparar sus óperas de temática española. Esta grabación del Amadigi (hecha en Gerona en julio y noviembre de 2006) resulta muy oportuna, pues su único precedente (el registro de Marc Minkowski para Erato en 1989) es hoy casi inencontrable. La música es irregular pero la brillantez del estilo italiano acaba imponiéndose y López Banzo lo traduce con intensidad, vigor y ágil teatralidad, encontrando una estupenda respuesta en su conjunto, formado en su mayor parte por habituales de la Orquesta Barroca de Sevilla, conjunto con el que López Banzo grabó Colpa, Pentimenzo e Grazia de Alessandro Scarlatti.

Ópera camerística, Amadigi di Gaula precisa sólo cuatro voces, que aquí defiende un joven elenco: la mezzo Maria Riccarda Wesseling da voz al protagonista principal con elegancia y exquisitez, la valenciana Elena de la Merced hace una distinguida y sensual Oriana, la israelí Sharon Rostorf-Zamir una delicada y conmovedora Melissa y Jordi Domènech un Dardano de agudos fáciles y florida ornamentación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios