Grace Jones rompe dos décadas de silencio

  • La provocadora artista publica un nuevo disco 'Hurricane', con canciones "duras y potentes"

Icono del pop y musa andrógina de los ochenta, la cantante Grace Jones rompe dos décadas de silencio musical con la publicación de su nuevo disco, Hurricane, un trabajo de nueve canciones "duras y potentes", muy en la línea de éxitos como Slave to the rhythm o Libertango.

A sus sesenta años -aunque definitivamente no los aparenta-, Grace Jones vuelve a las andadas, acompañada por artistas del calibre de Brian Eno, Tricky o Sly and Robbie, con este álbum que recuerda a los comienzos de la jamaicana, en 1977, año en que publicó su primer disco Portfolio.

William's blood es el single de presentación de Hurricane (Pias), un tema sobre lo que significa para Grace estar "dividida entre dos opuestos familiares, Dios y el diablo" y en el que participa la propia madre de la artista cantando un fragmento de Amazing Grace. "En esta canción me pregunto si soy una Jones o una Williams, o una mezcla de los dos", explica la artista, cuya familia materna lleva el apellido Williams, un nombre que representa "el talento pero también el lado salvaje de la vida".

Su carácter provocador y las amistades con las que compartió parte de su juventud, como los artistas Andy Warhol y Keith Haring o el creativo Jean Paul Goude -con el que más tarde tendría un hijo-, propiciaron que la artista de ébano se convirtiera en uno de los personajes más conocidos de la década de los ochenta. Nacía así un icono gay y comenzaba a gestarse lo que más tarde sería una prolífica carrera artística.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios