Giménez-Rico confirma que 'El libro de las aguas' se estrenará en octubre

  • La película, rodada en el Valle de Los Pedroches, está basada en un libro del escritor cordobés Alejandro López Andrada y en ella participan Álex González, Elena Furiase, Lolita y Fernando Luján, entre otros

El cineasta Antonio Giménez-Rico confirmó ayer durante una visita a Barcelona con motivo de su participación en un debate sobre los valores que se difunden a través del séptimo arte, que El libro de las aguas, filme basado en la novela del mismo nombre de Alejandro López Andrada, rodado en el Valle de Los Pedroches y dirigido por él mismo, se estrenará el próximo mes de octubre en Andalucía. El director, que suma 40 años de profesión, también tiene pendiente el estreno de otra película basada en una obra de un escritor burgalés.

El largometraje de encargo, ambientado en la comunidad andaluza, ha contado con financiación de Canal Sur y de la Junta de Andalucía. El resultado será producto de 15.000 metros de película rodada en cuatro semanas en la comarca cordobesa de Los Pedroches. Entre mayo y junio, Villanueva del Duque, Dos Torres, Pedroche, Santa Eufemia, Hinojosa del Duque, Belalcázar y Pozoblanco revivieron la época de los fusilamientos y la represión franquista de la mano de actores como Álex González y Fernando Luján -protagonistas de la película-, Álvaro de Luna, Ana Diosdado, Lolita, Elena Furiase o Pepe Sancho.

La historia trata sobre un hombre, un perdedor que acaba derrotado en la guerra. El protagonista, Ángel Pedrosa, se encuentra solo, pero esa soledad la salva una historia de amor con Amalia (interpretada por Elena Furiase). Cuenta la vida de un hombre que se exilia a finales de la Guerra Civil a México, y cuando vuelve a su pueblo natal tiene que reconciliarse con él porque recuerda los sufrimientos que vivió allí en 1939.

En sus proyectos actuales cinematográficos de repaso a la memoria histórica, que "conviene recordar para después olvidar y zanjar", se encuentra un nuevo trabajo que empezará a rodar el próximo año en Burgos, su ciudad natal. Se trata de Inquietud en el paraíso, basada en una novela del mismo nombre de un escritor burgalés de 34 años, Óscar Esquivías, y producida por Juan Luis Galiardo, que participará en el elenco. El filme cuenta, en paralelo y con humor, "las historias de dos locuras que confluyen al final" de la narración: los prolegómenos del alzamiento militar en Burgos y la historia de un canónigo de la Catedral, lector perturbado y apasionado de Dante que defiende que se puede llegar al purgatorio a través de un túnel que hay debajo del templo.

Por otra parte y en referencia a la situación actual que vive el séptimo arte, Giménez-Rico explicó que al cine español le falta industria, y los cineastas fabrican "un producto que no se puede vender en el propio mercado, es imposible estrenar en España". El director y guionista señaló que se ha dejado el mercado cinematográfico español "en manos de la competencia", porque las salas de cine "están en manos de las multinacionales". Presidente entre 1988 y 1992 de la Academia de las Artes y de las Ciencias Cinematográficas de España, Giménez-Rico recordó que ya cuando se hallaba en ese cargo un directivo de la productora y distribuidora Motion Pictures le advirtió de que los cineastas españoles debían de "ir olvidándose de las salas de cine, porque son nuestras, ustedes tienen que ir a la televisión". Las salas de cine "están desapareciendo incluso en Estados Unidos, y en veinte años no quedará ni una; las películas se verán más que nunca, pero en casa", se atrevió a vaticinar.

Poco antes de participar en este coloquio de Cinemanet en Barcelona sobre los valores que se difunden a través del cine y tras la proyección del documental de su autoría Sombras y luces: cien años de cine español, Giménez-Rico señaló que da mucha importancia a los valores que difunden sus obras, aunque no es algo que se plantee a priori porque las películas "defienden lo que uno defiende" y él no hace "una sola película militante".

En Sombras y luces, estrenado en 1996 con motivo del centenario del cine español con fines culturales y divulgativos y que no se puede proyectar en salas comerciales, se incluyen 120 fragmentos de filmes españoles producidos entre 1886 y 1996.

A partir de la primera película española realizada, La salida de la Misa de 12, el documental incluye una selección de cintas que van desde Raza hasta películas de Buñuel, Saura, Trueba, Almodóvar o de la Escuela de Barcelona, entre otras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios