Francisco Onieva gana el XXI Premio de Poesía Cáceres

  • El escritor reflexiona sobre la soledad en una obra por la que recibirá 6.000 euros

El cordobés Francisco Onieva Ramírez, nacido en 1976, es el ganador, con el poemario Las ventanas de invierno, del XXI Premio de Poesía Cáceres Patrimonio de la Humanidad, dotado con 6.000 euros y la publicación de la obra.

Onieva, que cuenta con varios libros publicados y diversos premios de poesía, es profesor de Lengua Castellana y Literatura en Pozoblanco. Luis García Montero, miembro del jurado, destacó que Onieva es "un poeta joven, de calidad y con futuro", y no "el típico poeta cazapremios".

En su poemario galardonado presenta a una serie de personajes en el último estadio de sus vidas (ancianos, enfermos...) que echan la vista atrás y reflexionan sobre lo que han hecho y hasta dónde han llegado. El poeta define su obra como "intimista" y destaca la importancia que la naturaleza y el paisaje de los Pedroches tienen en ella.

García Montero añadió que la poesía del cordobés se caracteriza por un lenguaje "muy sereno y controlado", pero al mismo tiempo posee una gran intensidad "que consigue a través de la capacidad de su mirada".

De las 71 obras que se han presentado, según el componente del jurado, cuatro tenían una gran calidad y fueron las que motivaron un amplio debate sobre quién se llevaba finalmente el premio, y otras 10 ó 12 tenían una calidad muy notable.

Onieva ha publicado hasta ahora dos libros de poesía: Los lugares públicos, que aunque es su primer libro acaba de ver la luz tras infinitos contratiempos, y Perímetro de la tarde (Rialp, 2007), con el que consiguió un accésit del premio Adonais. También es autor del ensayo-antología Palabra compartida.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios