"La Filmoteca forma parte de mi educación sentimental"

  • El poeta cordobés espera reforzar la dimensión del centro como "foco cultural" y "lugar de encuentro en torno al cine", así como subsanar algunas de sus carencias

Comentarios 1

Pablo García Casado (Córdoba, 1972) es el quinto director de la Filmoteca de Andalucía después de Begoña Soto, José Luis Chacón, Victoria Fonseca y José Enrique Monasterio, destituido a finales del pasado abril. El poeta cordobés acaba de ser designado para este cargo por la Junta de Andalucía, que ha creado recientemente un nuevo organismo que integrará a la Filmoteca y el Centro Andaluz de Fotografía: el Centro Andaluz de la Imagen (CAI). Son varios los proyectos de desarrollo que acumula la Filmoteca, cuya sede central se encuentra en Córdoba y que comenzó con una sala en Granada su proceso de expansión hacia el resto de provincias andaluzas.

-Hablemos de cine. ¿Cuál es su género favorito?

-Soy un fanático del cine negro. Cosas de escritor.

-¿Godard o Truffaut?

-Truffaut.

-¿Fellini o Visconti?

-Casi siempre Fellini.

-¿Bardem o Berlanga?

-A pesar de Muerte de un ciclista, me quedo con Berlanga.

-¿Cuál es la última película que ha visto en el cine?

-Elegy, de la Coixet. Quiero verla otra vez.

-¿Ha visto la última de Indiana Jones?

-Aún no. Tengo mis recelos.

-En su poesía se perciben influencias cinematográficas…

-El cine es una auténtica fuente de alimentación para la escritura. Mis libros están llenos de cine.

-¿Cómo ha recibido el nombramiento?

-Con una enorme responsabilidad y una ilusión desmedida. Yo crecí en la Filmoteca: esas salas forman parte de mi educación sentimental.

-¿Qué objetivos se marca al frente de la Filmoteca?

-Que el centro se convierta en un foco cultural y un lugar de encuentro en torno al cine, y proyectarlo en Andalucía y en el exterior.

-¿Sabe ya cuáles van a ser sus funciones concretas como responsable de este organismo?

-Son las funciones propias de un centro cultural de servicio público. Y este aspecto tiene muchas implicaciones en cuanto a relaciones institucionales con otros agentes culturales y sociales, de contacto con creadores, de favorecer el intercambio con otras filmotecas; en definitiva, aprovechar el cine como un elemento dinamizador y democratizador de la cultura.

-A la Filmoteca se le achaca una cierta incapacidad para abrirse a la sociedad, para ganar nuevos públicos. También se critica que no abra los fines de semana o que no tenga una política de publicaciones más ambiciosa. ¿Conoce estas carencias? ¿Son subsanables?

-La Filmoteca tiene una programación estable, plural y de calidad. El número de proyecciones mensuales es muy superior al de otras filmotecas estatales, y mantiene vínculos significativos con instituciones públicas, privadas y de la sociedad civil. Es verdad que hay carencias, y que se puede avanzar mucho más en la generación de nuevos públicos, en las publicaciones y en la apertura los fines de semana. Pondré todo mi empeño en resolverlas.

-¿Qué le parece la decisión de la Junta de crear un Centro Andaluz de la Imagen que integre la Filmoteca y el Centro Andaluz de la Fotografía?

-Es una estructura que me parece coherente, porque generará interesantes sinergias con la fotografía. Además, la figura de su director, sus ideas y el entusiasmo que desprende no pueden ser mejor garantía para ello.

-¿Vuelve a Córdoba a vivir?

-Por supuesto.

-¿Chaplin o Keaton?

-Chaplin. El gran dictador. Qué película.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios