El X Festival de Música de Cine reúne a unas 7.000 personas

  • Córdoba aspira a convertirse en un relevante centro de grabación de bandas sonoras de películas

Comentarios 0

La décima edición del Festival Internacional de Música de Cine Provincia de Córdoba ha terminado con un balance más que positivo, en el que "la calidad ha superado a la cantidad", según informó ayer el diputado provincial de Cultura, Antonio Pineda. El carácter cualitativo del festival se ha manifestado tanto en las interpretaciones de la Orquesta de Córdoba y de los músicos y compositores que han participado como en el púbico asistente, ya que en torno a unas 7.000 personas pasaron por los 17 conciertos durante los ocho días.

"La nueva programación ha sido para nosotros un gran reto. Nos causaba un gran respeto no poder cumplirla", señaló el delegado de Cultura. El festival partía con un proyecto muy competitivo, en el que se han celebrado nueve conciertos más con respecto a la edición anterior, ha habido tres sesiones continuadas en el Gran Teatro con un intenso trabajo por parte de la Orquesta y se ha apostado por trabajar conjuntamente con sedes estables en los pueblos. El éxito proviene, sobre todo, de los conciertos, en los que en muchas ocasiones se ha colgado el cartel de lleno absoluto. Un ejemplo de ello es el concierto de clausura que tuvo lugar en el Palacio de Viana.

Pineda insistió en que "los objetivos se han cumplido". El festival ha crecido en invitados y actuaciones, lo que ha permitido una consolidación total del mismo, convirtiendo a Córdoba en un referente importante de la industria cinematográfica. Además, se han puesto en valor puntos culturales importantes de la provincia como el yacimiento arqueológico de Fuente Álamo en Puente Geníl o la plaza central de Dos Torres. Asimismo, el festival ha comenzado a ser un evento de interés para visitantes de fuera de la provincia, pues más de un centenar de personas procedentes de países como Chile, Francia o Inglaterra y de otras comunidades autónomas como Cataluña o el País Vasco se han alojado en hoteles de la capital y han podido disfrutar de la ciudad.

Uno de los puntos claves de esta edición ha sido la reunión entre compositores, el director técnico del festival y miembros de la Orquesta y de la Diputación para que Córdoba se convierta en un punto estratégico para la grabación de bandas sonoras de películas de todo el mundo. El atractivo principal que tiene la ciudad es la Orquesta, que junto con el refuerzo de la Orquesta Joven ofrece las garantías suficientes a los compositores para que Córdoba pueda consolidarse como un importante centro de grabación. La inversión no cuenta con un gran presupuesto como para crear un centro de grabación estable, pero sí se podría contar con una unidad móvil con calidad suficiente. Se está barajando utilizar escenarios como el Gran Teatro, el Teatro Góngora o incluso iglesias. "No es un sueño, sino una posibilidad real en la que hay que empezar a trabajar en colaboración con entidades públicas y privadas", manifestó el diputado de Cultura. En este momento no existe ningún proyecto seguro, pero sí un compromiso con un compositor para grabar una banda el próximo verano.

El Festival Internacional de Música de Cine es único en el mundo, pues es el primero que se dedica íntegramente a esta materia. Existe un homólogo en Tenerife pero "no tiene la misma calidad que el de Córdoba", destacó Pineda.

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios