Fallece a los 91 años Mariemma, una de las referencias de la danza española del siglo XX

  • La artista logró, entre otros, el Premio Nacional de Danza y la Medalla de Isabel La Católica

Bailarina, coreógrafa, profesora y directora de danza española, Guillermina Martínez Cabrejas, más conocida por Mariemma, quien murió ayer, estaba considerada como una de las artistas españolas más prestigiosas que pisó los principales escenarios del mundo, talento que trasladó a diversas generaciones de alumnos.

Mariemma, que residía en Madrid, está considerada como una de las intérpretes más puras de la danza clásica española en todas sus vertientes.

Nacida en 1917 en Iscar (Valladolid), estudió en París en la Escuela de Ballet del Teatro del Chatelet y debutó con su hermana en una gira por Francia y Suiza. En 1940 regresó a España y, tres años después, se presentó en Madrid.

Durante varios años estuvo de gira con su propia compañía por Latinoamérica, Estados Unidos y norte de Europa. Actuó junto a Leonide Massine en el Teatro de la Opera de Roma y fue bailarina invitada del Gran Ballet del Marqués de Cuevas.

A partir del año 1960 comenzó a impartir clases, y en 1963 fue nombrada miembro de honor del Consejo Superior de Teatro. En 1969, después de sucesivas actuaciones por diferentes países de Europa y América con su compañía -llamada Mariemma Ballet de España-, empezó a dirigir el departamento de Danza Española del Real Conservatorio de Arte Dramático y Danza de Madrid.

Para el Ballet Nacional de España coreografió Diez melodías vascas de Guridi (1979); Fandango de Soler (1979); y Danza y tronío de Boccherini, Soler y García Abril (1984).

A mediados de los años 80 fundó su propia escuela de danza, a la que estuvo vinculada hasta su retiro, y gracias a este centro de formación trasladó su talento a varias generaciones de jóvenes.

Su trayectoria fue reconocida con numerosos galardones, como el Premio Nacional de Danza (1950), la Medalla de Oro del Círculo de Bellas Artes de Madrid (1951), el Premio Nacional de Coreografía (1955), la Medalla de Oro en la Feria Mundial de Nueva York (1964), la Medalla de Oro de Bellas Artes (1981) o la Medalla de Isabel la Católica (1995).

En 2005, el Ayuntamiento de su localidad natal promovió la constitución de un museo dedicado a la bailarina de Iscar, que abrió sus puertas en el año 2007.

La bailarina donó unos ocho baúles con trajes, vestidos, zapatillas, carteles y programas de espectáculos, entre otros enseres, como testimonio de una carrera artística que admiraron los públicos de los principales escenarios del mundo. El museo, que cuenta con una superficie aproximada de 500 metros cuadrados, exhibe además castañuelas, mantones, figurines, cuadros, patrones, dibujos, libros y carteles de espectáculos en los que participó Mariemma, junto a fotografías y manuscritos suyos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios