Éxito de Fuente Ymbro en Bilbao que no aprovecharon los diestros

  • Liria, que se despedía de la plaza, fue homenajeado antes del paseillo con un 'aurresku' de honor

Impecable presencia de los seis toros, y algo muy importante, el juego. Seis toros muy bien hechos, con trapío y en tipo de embestir. Toros ofensivos, como corresponde a la exigencia de esta plaza. Pero sobre todo cuidó el ganadero la nota de la corrida: hubo cinco toros de notable para arriba. Lástima que los toreros no se plantearon la tarde con tanto celo.

Liria decía adiós a Bilbao, y bien que se notó, pues aunque caben disculpas de que a su noble primero le costaba mucho desplazarse, con el cuarto no acabó de ponerse.

Fue nada más salir ese cuarto toro cuando quedó clara la falta de compromiso de Liria, lanceando con el paso atrás. Un elegante quite de Bautista vino a descubrir la calidad del morlaco.

Bautista sorteó el lote más claro de la tarde, que ya es decir. Y no estuvo mal del todo el francés, sencillamente le faltó asumir ese reto de ser o no ser que puntualmente se le presenta a los toreros. Hoy era para haber puesto Bilbao boca abajo. La gente estuvo con él desde los primeros lances, muy buenas verónicas y chicuelinas. Un quite del "Fandi" también por chicuelinas con tafalleras, aunque interrumpido en el remate, ayudó a vislumbrar la buena clase del toro.

El tercero fue toro muy lucido para el público por sus continuas y vibrantes arrancadas. Pero no lo vio claro El Fandi, citándole fuera de cacho. Faena insuficiente desde la primera vez que el torero dio el paso atrás, sin imponerse. Frente al sexto, que tuvo tanta importancia y más clase, volvió a estar El Fandi demasiado encima, descruzado y muy rápido. En sus dos toros banderilleó con mucha soltura, y a los dos también los toreó bien de capote.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios