Decapitan la figura de Hitler en el Museo Tussaud de Berlín

  • La policía detiene a un hombre de 41 años como presuntor autor de la decapitación de la figura expuesta en el museo berlinés.

Comentarios 11

Un visitante arrancó la cabeza a la figura de cera de Adolf Hitler en el Museo Tussaud de Berlín durante el primer día en que ha estado abierto al público y al grito de "Nunca más guerra".

La policía informó de que el hombre, de 41 años, ha sido detenido tras haber sido reducido por empleados del museo y algunos visitantes.

La presencia de la figura de Hitler en el Museo Tussaud, abierto hoy al público, había generado duras críticas.

Los responsables del museo se han defendido diciendo que Hitler pertenece a la historia alemana y que además la figura lo muestra ya en la época de su decadencia, encerrado en su búnker y rodeado por el estruendo de bombas aliadas, que no se presta para que pueda crearse un culto por parte de ultraderechistas.

Pese a esas explicaciones, muchos políticos locales habían calificado como un hecho de mal gusto la presencia de la figura de Hitler en la exposición.

Según la policía, el responsable de la decapitación e Hitler vive en el barrio de Kreuzberg, un lugar emblemático por su multiculturalidad y porque sus habitantes suelen votar a la izquierda.

El hombre al parecer quería manifestarse contra el hecho de que la figura de Hitler formara parte de la exposición del museo.

La figura de Hitler no puede ser tocada ni fotografiada, según las reglas impuestas por los responsables del museo.

El detenido, hacia las 10 de la mañana, se acercó a la figura de Hitler y cuando se dispuso a tocarla otro visitante trató de disuadirlo ante lo que se produjo una escaramuza entre los dos.

Luego intervinieron también empleados del museo, uno de los cuales resultó herido en una pierna.

Finalmente, el hombre de Kreuzberg le arrancó la cabeza a Hitler, antes de poder ser controlado por el personal de seguridad del museo.

Contra el solitario manifestante se ha abierto sumario por daño en cosa ajena y lesiones personales.

La portavoz del Museo Tussaud, Natalia Ruoss, dijo que no se explicaba como no se pudieron evitar los hechos.

"Había dos guardias de seguridad que no pudieron evitar lo ocurrido", dijo Ruoss.

Ruoss no quiso decir si la figura de Hitler volvería a ser parte de la exposición o no y sólo señaló que eso dependía en buena parte de la magnitud del daño que se le ha causado.

El valor de la figura se estima en 200.000 euros.

La filial del Museo Tussaud en Berlín es la tercera en Europa, después de la de Londres y Amsterdam, y la octava en el mundo.

La exposición permanente reúne 75 figuras de personalidad de la política, la cultura, el deporte y el espectáculo como la canciller Angela Merkel o los ex cancilleres Helmut Kohl y Gerhard Schroeder, el escritor Günter Grass, ex futbolistas como Uwe Seller o Franz Beckenbauer o estrellas de la música como Nina Hagen.

Kohl, cuya figura ha sido criticada porque es difícil encontrar la similitud con el ex canciller, ha protestado porque, según dijo el diario "Bild", no llegó a dar en ningún momento su consentimiento por lo que ha puesto el caso en manos de un abogado.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios