Conexión fantástica

  • 'Los mejores del mundo' es una digna continuadora de las mejores etapas de Los 4 Fantásticos, primera familia del universo Marvel

Con su estilo característicamente laudatorio, dice Raimon Fonseca en la introducción de Los mejores del mundo, el tomo de la colección Marvel Deluxe protagonizado por Los 4 Fantásticos, que la unión del escritor Mark Millar y el dibujante Bryan Hitch "ha sentado cátedra en el mundo del cómic. Por separado (…) han demostrado un talento indiscutible. Lo que sucede es que al formar equipo creativo logran destilar ese elemento tan importante como etéreo que conocemos como química de equipo. Es decir, su valor de conjunto es incluso superior a la suma de sus partes. Así es cómo el tándem Millar/Hitch ha conseguido formar parte de un selecto grupo de equipos creativos en el que también encontramos a Stan Lee y Jack Kirby, Roy Thomas y John Buscema o Chris Claremont y John Byrne".

Exagerada o no, la afirmación viene a constatar la gran influencia del trabajo de Millar y Hitch, y muy especialmente el de su obra maestra The Ultimates, esa versión extrema y definitiva de Los Vengadores -inspirada abiertamente en el revolucionario trabajo de Warren Ellis y el propio Hitch en The Authority o en el dinamismo de la actual cinematografía de acción- que ha modificado el ritmo narrativo y el tono argumental de buena parte del género de superhéroes hasta la fecha. Hitch es un dibujante espectacular y moderno, capaz de acelerar el ritmo hasta lo vertiginoso o de detener el tiempo en una viñeta, concede a los volúmenes -y en especial a la figura humana- una presencia destacada en el plano, es denso y detallado y exhibe una rica variedad de encuadres, todo lo cual se traduce en páginas de atractivo sobresaliente y no poca grandiosidad. Millar, por su parte, es un guionista agudo y epatante, ingenioso, divertido, muy consciente del medio que utiliza, el género al que se adscribe y el público al que se dirige. Tiene buenas ideas, a veces grandes ideas, y sabe ser seductor y sugestivo, en especial cuando contiene su histrionismo. Cuando se desboca es imprevisible y, por lo mismo, irregular, aunque cabe concederle el que siempre posee un estilo característico, totalmente reconocible.

La breve etapa de estos dos al frente de la cabecera Fantastic Four se inició en abril de 2008, con el número 554, que es el primero de los diez episodios contenidos en el estimulante volumen de Panini. Los otros nueve también son de ellos, y aún queda en el tintero un puñado más de tebeos que habrán de ver la luz en un futuro tomo Marvel Deluxe. La historia se abre con la tetralogía Lo más grande del mundo, que sienta el tono y las bases de toda la etapa, con la aparición del primer amor de Reed Richards, la llegada de la profesora Debbie Green, futura prometida de La Cosa, y el morboso romance entre La Antorcha Humana y la ladrona Psiónica. La primera amenaza a la que tendrá que enfrentarse el supergrupo es nada más y nada menos que la inevitable destrucción de la propia Tierra, y Millar teje un argumento envolvente y adictivo que guarda sucesivos e inesperados puntos de giro e incluye la presencia de numerosos personajes invitados y villanos del calibre del Doctor Muerte y Galactus.

En conjunto, Los mejores del mundo es una lectura convincente, digna continuadora de las mejores etapas de la primera familia del universo Marvel. Una excelente muestra de las sinergias de un equipo creativo memorable y del propio género de superhéroes a día de hoy.

·firmadomisterj.blogspot.com

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios