Cecelia Ahern recrea el lugar mágico al que llegan las cosas y seres perdidos

  • La escritora irlandesa inicia en 'Un lugar llamado aquí' un viaje al autodescubrimiento

La escritora irlandesa Cecelia Ahern emprende en su última novela, Un lugar llamado aquí, un viaje de autodescubrimiento, que encamina a la protagonista a un lugar mágico donde van a parar todas las cosas y las personas que se pierden.

Desde que una compañera de escuela desapareciera a los diez años, Sandy, la protagonista de la obra, ha estado tan obsesionada en encontrar aquello que se pierde que de adulta decide montar una empresa para buscar a personas desaparecidas, dejando en un olvidado segundo plano su vida y sus seres queridos.

Así arranca la cuarta novela de la hija menor del primer ministro irlandés que, según explicó, narra la historia "de una mujer que ha perdido su dirección y su dilema es encontrar de nuevo el camino".

A lo largo de 365 páginas, Un lugar llamado aquí (Ediciones Vergara) plantea la inquietante pregunta de a dónde van a parar las cosas que se pierden, la cual encuentra respuesta cuando la propia protagonista desaparece. La solución es un mágico emplazamiento, que "empieza siendo un sitio donde viajan las llaves o los paraguas extraviados, pero luego se convierte en un lugar más dramático donde va la gente cuando desaparece a la búsqueda de una segunda oportunidad", señaló Ahern.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios