Busutil, Carvajal y Onieva reciben los premios Andalucía de la Crítica

  • La Asociación de Escritores y Críticos de Andalucía entrega sus premios anuales de narrativa, poesía y ópera prima en la sala Orive y rinde homenaje a José de Miguel, que está a punto de cumplir 90 años

Comentarios 0

Guillermo Busutil, Antonio Carvajal y Francisco Onieva recogieron ayer en la sala Orive los premios Andalucía de Crítica en su 18ª edición, en las respectivas categorías de narrativa, poesía y ópera prima. Un acto que tuvo también entre sus protagonistas al poeta cordobés José de Miguel, que recibió un homenaje una semana antes de cumplir 90 años.

Concedidos por la Asociación de Escritores y Críticos de Andalucía, estos galardones reconocen los mejores títulos publicados cada año por autores andaluces y fueron fallados el pasado 13 de abril en Málaga. En el apartado de narrativa resultó ganador el granadino Guillermo Busutil por la obra Vidas prometidas (Tropo Editores), una colección de historias sobre promesas incumplidas, obsesiones y personajes que tratan de huir de una realidad defectuosa. El jurado, según señaló el secretario de la asociación, Manuel Gahete, subrayó la "contemporaneidad indiscutible" de un libro que destaca también por su "compromiso ético", por su "unidad de estilo" y por la "calidad de sus imágenes". Una obra "intensa" y que, en palabras del presidente de la asociación, Francisco Morales Lomas, destila una "rabiosa actualidad". Además, apunta el camino para "la construcción de una nueva sentimentalidad de raíz crítica y comprometida". Busutil, por su parte, destacó el hecho de que el libro haya sido premiado por críticos, que en ocasiones "señalan cosas" en las que el autor no reparaba mientras escribía el texto.

En poesía resultó premiado el también granadino Antonio Carvajal por Un girasol flotante ( KRK Ediciones), una obra en la que, según Gahete, "sigue desarrollando nuevas formas de expresión poética" y despertando "intensas emociones". Un libro que provoca "la conmoción de la lucidez poética" con sus "palabras sin tiempo" y su "diálogo con la tradición literaria". Carvajal realiza aquí una "reflexión dialéctica sobre la creación artística" con su "acento laico defensor del hombre". El autor de Miradas sobre el agua es "un conocedor privilegiado de la materia que trata" que otorga a las palabras "su ubicación exacta en el poema". Un "modernista, en el amplio sentido de la palabra", que bebe "tanto del parnasianismo como del simbolismo". Carvajal agradeció el premio con dos poemas propios y un tercero que constituyó un regalo agradable para el público: el soneto A Córdoba de Luis de Góngora.

El título revelación del año fue Los que miran el frío (Renacimiento) del cordobés Francisco Onieva, libro de "lenguaje depurado y aspiración poética" que "atenúa el tono trágico de una época oscura": la posguerra. Un "texto telúrico y marcadamente sensitivo", según el jurado, en el que el frío, el hambre, la muerte y el miedo se erigen en protagonistas de las historias. Onieva subrayó el hecho de haber sido premiado junto a Busutil y Carvajal, dos referentes de la literatura andaluza.

Y, para terminar, el homenaje a De Miguel, cuya trayectoria fue diseccionada por Carlos Clementson en un texto en el que destacó la "relación literaria y amistosa" que este poeta mantuvo con el grupo Cántico. Clementson mencionó el "hedonismo y la pasión vital" como elementos fundamentales de los primeros poemas de De Miguel, celebrador "de la belleza del mundo" a través de "una plástica suntuaria y barroca". Una poesía en la que también tienen cabida la reflexión y la crítica y que encuentra diversos cauces expresivos entre los que destacan el soneto y otras formas clásicas.

más noticias de CULTURA Ir a la sección Cultura »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios