Bienvenidos al 'Mundo Fantasmal'

La publicación de la séptima edición de Ghost World en España, en la editorial La Cúpula, es el resultado de la gran aceptación en nuestro país de la obra de Daniel Clowes (Chicago, 1961), un autor que se ha ido despojando poco a poco de la etiqueta de artista indie minoritario y se ha convertido en un pequeño éxito de ventas. Clowes es un artista exigente con el lector, autor de cómics con capas y capas de múltiples lecturas. Amigo de la metanarración y de la introducción en sus páginas de claves más o menos ocultas, Clowes tiene la capacidad de convertir la realidad en algo tangible y fantasmagórico a la vez, un lugar que nos es familiar pero por el que debemos andar con cuidado al pasar porque puede que el suelo haya desaparecido bajo nuestros pies.

Ghost World apareció por primera vez recopilado en un solo tomo en 1997 en EEUU de la mano de la editorial Fantagraphics Books. Anteriormente, Clowes había ido publicando los diferentes capítulos por entregas en su revista Eightball. El título de la obra (Mundo Fantasmal) ya nos prepara para lo que vamos a encontrarnos en el tebeo: un territorio extraño, un mundo a medio camino del sueño y la realidad. En el cómic, Clowes nos presenta a Enid y Rebecca, dos adolescentes que afrontan de distinta manera su paso a la madurez, unidas por una amistad que ellas creen inquebrantable. La destrucción del mundo que las rodea, motivada por la inevitable toma de decisiones que supone afrontar el futuro, es el tema que Clowes elige como motor de una narración que tiene en su fragmentación su mayor valor. Los capítulos son pequeñas tragedias griegas en sí mismos. Clowes maneja la elipsis como quien se cepilla los dientes, saltando en el tiempo y el espacio con elegancia y naturalidad. El de Chicago conoce los mecanismos narrativos propios del cómic, y los usa sin artificios, pero de manera contundente. El Mundo Fantasmal de Clowes, sin embargo, es genuinamente americano. Si bien sus personajes se plantean preguntas de carácter universal, la filia reconocida de Clowes por la historia popular de su país y las continuas referencias a series, canciones y lugares comunes (los mitificados años 50) del imaginario colectivo de EEUU, así como la inclusión de unos secundarios genuinamente made in USA, convierten a Ghost World en una odisea americana, heredera de la tradición literaria de autores como Kennedy Toole o Philip Roth.

Ghost World ha sido también adaptado al cine en una película homónima dirigida por Terry Zwigoff en 2001 y que contó con Clowes como guionista, labor que le mereció una nominación al Oscar de la Academia. El reparto cuenta con una estupenda Thora Birch como Enid y a la actual chica de moda de Hollywood, Scarlett Johansson, como Rebecca. Sin embargo, la película es decepcionante, y resulta curioso como Clowes se muestra incapaz de mantener su propia esencia, convirtiendo el filme en un extraño artefacto nostálgico con ecos de Robert Crumb. Afortunadamente, siempre se puede volver al cómic.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios