La Biblioteca Nacional expone los mapas robados antes de su restauración

  • Las 11 láminas que se exhiben son las más importantes de las sustraídas en 2007, aunque quedan cinco por recuperar

La Biblioteca Nacional (BN) exhibe, hasta el domingo, los mapas recuperados tras el robo realizado en la institución el pasado verano en el que se detectó la desaparición de 16 laminas. Dos de ellas constituyen uno de los grabados xilográficos más bellos de los primeros mapas del mundo, lo que demuestra el valor de los objetos sustraídos.

Los originales robados se exponen en la Sala de las Musas junto a los volúmenes de los que fueron arrancados, sólo durante esta semana para evitar posibles daños "ya que los mapas ya se han paseado bastante por medio mundo", señaló la directora de la Biblioteca Nacional, Milagros del Corral. Al termino de la exposición serán restaurados por el Laboratorio de la Institución y volverán a ocupar su lugar de siempre. El robo se detectó en agosto de 2007 y tras una investigación "larga y compleja" pero "eficaz", matizó la directora de la BN, el grupo de Patrimonio Histórico de la Guardia Civil en colaboración con Interpol, el FBI y las policías metropolitanas de Londres, Argentina y Australia, ha permitido la localización de once originales, "sin duda los más valiosos", apuntó Del Corral. El ladrón confeso, el ciudadano urugayo y residente en Argentina César Gómez Rivero permanece en "libertad bajo fianza" en Argentina, ya que la normativa de este país no reconoce los delitos contra el Patrimonio, según explicó la directora de la Biblioteca Nacional. No obstante, el juez de instrucción español número 42 ha solicitado la extradición.

Aunque no se tienen pistas concretas sobre los coleccionistas privados a los que puede interesar este tipo de documentos, ni el precio estimado de estos originales en el mercado negro, Milagros del Corral alegó que el mercado ilegal de obras de arte mueve en el mundo 6.000 millones de dólares al año.

La Cosmographia de Ptolomeo es la protagonista indiscutible de esta historia, por ser los primeros mapas cuya ausencia advirtió la BN, por dar nombre a la operación y por haberse recuperado en lugares tan alejados de Madrid como Sydney y Nueva York. "Para mí el mapa localizado en Australia es uno de los más bellos", confesó la directora

Otra de las ilustraciones de la exposición es la que muestra la Cosmographia de Petrus Apianus, autor que consiguió el reconocimiento de sus coetáneos tras la publicación de esta obra, impresa por primera vez en el año 1524.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios