Un Belén con referencias locales

  • La representación municipal recoge desde escenas sacras como el Misterio o la Adoración a la Virgen hasta estampas más urbanas y naturales como los pueblos y los oficios de la Sierra de Córdobal religión El Misterio, instalado en el edificio municipal del bulevar del Gran Capitán, se puede visitar hasta el 6 de enero.

La Navidad ha llegado de lleno a la ciudad. Si hace menos de una semana la alcaldesa inauguraba el alumbrado de estas fiestas, ayer hizo lo propio con el Belén Municipal, donde el miembro de la Agrupación de Cofradías Rafael Ventosa se ha superado por sexto año consecutivo. Se trata de una representación religiosa donde las imágenes se funden con la Sierra de Córdoba, una referencia local que el cofrade de la Esperanza ha logrado plasmar con total sensibilidad.

Los pasajes bíblicos de la Anunciación a la Virgen o la Adoración se mezclan con estampas más urbanas como la posada o el pueblo de Jerusalén, todo un alarde de maestría para el que Rafael Ventosa lleva consagrados más de dos meses. El Belén Municipal, que estará abierto al público hasta el 6 de enero en el edificio del bulevar del Gran Capitán, reproduce la noche y el día, las estrellas y la puesta de sol, el agua en las fuentes y los ríos y la forma de vida de hace más de 2.000 años. En sus casi 30 metros cuadrados de superficie se combinan más de 40 piezas, dioramas, paisajes montañosos y el propio Misterio, donde la Ofrenda de los Reyes Magos de Oriente pasa a un segundo plano a favor de la Adoración de los Pastores, que centra el eje de toda la representación. "Esta composición requiere un estudio previo en el que llevo trabajando mucho tiempo, aunque el montaje nos ha llevado unas tres semanas", decía ayer Ventosa en la puesta de largo de su obra de arte.

El resultado es espectacular, y las decenas de personas que ayer se pasaron por el edificio municipal para ver de cerca el Belén daban buena fe de ello. "Es precioso, está hecho con un sentimiento especial", decía Rosa Jiménez, quien también destacaba la "profesionalidad" del artista. Además de la belleza de la composición es muy "didáctico para los niños", apuntaba Isabel, que había llevado a su hijo a ver el símbolo más vivo de la Pascua.

El acto de inauguración, al que asistieron la alcaldesa, Rosa Aguilar; el presidente de la Agrupación de Hermandades y Cofradías de Córdoba, Francisco Alcalde, y distintos concejales de la Corporación municipal, estuvo amenizado por un repertorio de obras sacras y profanas de diferentes estilos interpretado por el coro Santo Domingo Savio del Colegio Salesiano de la ciudad.

Tanto Aguilar como Alcalde destacaron en su discurso de presentación los valores que representan estas fiestas y apostaron por hacer gala de la solidaridad, la paz, el cariño y el amor que ha logrado recoger Rafael Ventosa en su obra y que "hacen tanta falta en la actualidad". La alcaldesa animó a todos los asistentes a "reflexionar" sobre el sentido de estas fiestas, y agradeció a la Agrupación de Cofradías su compromiso con esta tradición.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios