Barceló construye una obra en directo en el Casón del Buen Retiro

  • El mallorquín, acompañado del coreógrafo francés Josef Nadj, actuó bajo la bóveda de Giordano

Bajo la bóveda de Luca Giordano y con la presencia fantasmal del Guernica, el artista mallorquín Miquel Barceló, acompañado del bailarín y coreógrafo francés Josef Nadj, presentó ayer en el Casón del Buen Retiro la rompedora creación Paso Doble. Incluida en el programa de actos para celebrar la culminación de las obras de rehabilitación del edificio, Paso Doble, producido por el Festival de Aviñón, llega a Madrid después 35 representaciones por diferentes países.

Difícil de definir incluso para el propio Barceló, el espectáculo muestra el proceso de creación de una obra artística con arcilla, que luego destruye. "Es como una acción teatral, no me gusta llamarla performance, que define demasiado una intervención de arte contemporáneo", aseguró el artista, muy consciente del lugar donde se desarrolla el espectáculo. "Yo quería hacerlo aquí. Estamos delante de la pared en la que estuvo colgado el Guernica, soy consciente de su presencia fantasmal, y bajo la bóveda de Luca Giordano, que vi restaurar y en la que están todos mis pintores favoritos".

Cada una de las acciones es única y mientras Josef Nadj repite los gestos del artista y los coreografía, Barceló improvisa creando una obra distinta cada vez. La técnica, asegura, es similar a la que usó para la Catedral de Palma.

"Tengo un espacio detrás para poder golpear la arcilla. También intervengo en el suelo, con los codos, los pies, las manos, trabajamos con todo el cuerpo", señaló. El artista recordó que la acción surgió después de que Josef Nadj le propusiera hacer algo en arcilla.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios